¿Dudas sobre qué canales de venta usar? Aquí tienes los 5 mejores canales online

Las canales de venta son las distintas vías por las que puedes conseguir clientes. Es decir, los diferentes medios en los que puedes presentar tus productos a tus potenciales clientes y así conseguir ventas.
Pero… ¿Cuáles son los mejores en estos momentos?
Está claro que tu tiempo es limitado y no puedes estar en 25 sitios al mismo tiempo. Por eso hoy queremos explicarte cuáles son 5 los mejores canales de venta para un e-commerce en estos momentos.
Vamos allá.

Qué son los canales de venta

Un canal de ventas es una vía para comercializar tus productos. Es decir, la plataforma o medio que te permite presentar tus productos  a tu público objetivo.
No obstante, lo normal es que hablemos de «canales» y no de un canal, ya que cualquier tienda o negocio online suele trabajar con varios.
Ya sabes, no pongas todos los huevos en la misma cesta. 😉
¿Aún te parece un poco abstracto?
No te preocupes porque ahora te vamos a hablar de los distintos tipos de canales que existen (y te pondremos ejemplos), por lo que lo vas a ver mucho más claro.

Tipos de canales de venta (con sus ventajas e inconvenientes)

La primera gran división de tipos de canales de venta es entre:

  • Canal offline: los que no utilizan Internet para “contactar” con sus clientes, el ejemplo más típico es la tienda física tradicional.
  • Canal online: basados en Internet, como tu propia tienda online.

No obstante, en este artículo nos vamos a centrar en los canales de venta online, que para empezar, ya es suficiente. 😉

✅ 1. SEO + Tienda online

Sí, tu propio e-commerce es en sí mismo un canal de ventas más.
¿Por qué?
Porque combinada con una buena estrategia de posicionamiento web, tu tienda se puede posicionar en el buscador por distintas palabras claves, y así atraer tráfico.
Cuestiones importantes a tener en cuenta:

Nota importante: el SEO es una técnica que debes tomarte con calma.
Salvo que tengas un presupuesto muy elevado, siempre debes ver el posicionamiento como una estrategia que dará resultados a medio o largo plazo.
Pero eso sí, cuando empiece a funcionar… el SEO será uno de los mejores canales de venta que puedas trabajar. 😉

✅ 2. Marketplace

Empecemos por el principio, qué es esta palabreja tan rara.

Un marketplace es un centro comercial virtual que actúa como intermediario entre compradores y vendedores.

Es decir, es una web en la que puedes abrir tu tienda para incrementar las ventas y llegar a más público (porque al haber muchos comercios juntos, se atrae a más tráfico).
Por ejemplo, Amazon.
Amazon es un gran centro comercial donde tú puedes poner tu tienda para beneficiarte de todo el tráfico que ellos reciben (ojo que no todo es color de rosa, en este post te lo explicamos todo en profundidad).
Aunque Amazon y Ebay son los marketplaces más conocidos, existen un montón de alternativas según el tipo de producto (y así llegar a un tráfico más cualificado):

  • Productos de artesanía: sin duda el más famoso es Etsy, pero no pierdas de vista Not on The High Street.
  • Si eres un e-commerce de B2B (business to bussines): debes estar en Solostocks, ya que es uno de los marketplaces de proveedores para empresas más importantes en español; o WorldTrade, una opción similar en inglés.
  • Para entrar al mercado alemán: la vía lógica es abrir una tienda en Otto, el mayor marketplace germano.

Busca en función de tu buyer persona, seguro que existe un marketplace apropiado para ti (y si no lo hay, acabas de encontrarte una buena idea de negocio). 😉
¿Merece la pena meterse en el mundo de los marketplace?
Como en todo, depende.
Puede ser una buena idea de inicio, pero ten en cuenta que al haber más comercios, también tendrás mucha más competencia. Y, por supuesto, el marketplace se va a quedar una comisión sobre cada una de las ventas que realices.
Lo mejor que puedes hacer es leer este artículo donde abordamos en profundidad que son los marketplaces y cómo empezar a vender en ellos.

✅ 3. Programas de afiliados

En principio, los programas de afiliados son la panacea del e-commerce porque es como tener una red de comerciales trabajando para ti 7/24/365.

La afiliación es un sistema en el que otras personas recomiendan los productos que tú vendes a cambio de una comisión por cada venta.

Para que entiendas cómo funciona:

  1. Tienes una tienda online.
  2. Localizas otras webs o e-commerce con un público objetivo similar al tuyo (pero que lógicamente no son competencia tuya).
  3. Te pones en contacto y llegáis a un acuerdo de colaboración para que vendan tus artículos a cambio de una comisión.
  4. Esa web se acaba de convertir en tu afiliado y comienza a ofertar tus productos en su tienda o publica un anuncio o una reseña en su web promocionándolos.
  5. Un usuario visita la web de tu afiliado, pincha en el enlace del artículo, aterriza en tu tienda y compra.
  6. Tú le pagas al afiliado su comisión.

La ventaja más obvia es que no tienes que encargarte de hacer la labor comercial: otro la está haciendo por ti y solo le pagas si realmente consigue cerrar la venta.
La afiliación te permite escalar tu negocio de forma muy rápida y sencilla (por ejemplo, la afiliación es la base del crecimiento de Amazon).
Pero como siempre, también tiene su cara menos buena: si no ofreces unas comisiones atractivas, posiblemente te quedes sin afiliados.
Tiene que compensarles el esfuerzo.
¿Te interesa saber más sobre este sistema. Lee los siguientes posts:

✅ 4. Google Shopping

Es uno de los canales de venta más recomendables porque envía hacia tu tienda a personas con intención de compra (por lo que tienes más opciones de que aumente la tasa de conversión).
Los resultados de Google Shopping son los anuncios (si te fijas, a la derecha pone  «Sponsored») que aparecen cuando se realiza una búsqueda transaccional en el buscador.
Por ejemplo, si buscas “running shoes”, te aparece arriba del todo una secuencia de imágenes de zapatillas de running de distintos proveedores y precios:

¿Pero es esto lo mismo que Google Ads (el antiguo Adwords)?
No.
Aunque ambos forman parte del sistema de publicidad del buscador, no son lo mismo, ni debes usarlos igual.
El funcionamiento sí es similar, ya que en ambos se puja por aparecer por diversas palabras clave. Sin embargo, se suele usar Shopping para atacar la publicidad de producto (te permite mostrar fotos), y Google Ads hacia categorías de artículos.
Aunque esto tampoco es una ley universal.
Como siempre, hay que revisar cada caso y, sobre todo, medir, medir y volver a medir.
¿Quieres saber más de Google Shopping para incorporarlo como canal de ventas de tu e-commerce?
Aquí tienes un tutorial supercompleto para aumentar tus ventas con Google Shopping.

✅ 5. Redes Sociales

Empecemos puntualizando algo: las redes sociales no pueden ser tu único canal de venta, porque su conversión es más baja que en cualquiera de los otros canales de los que te hemos hablado.
Especificamos esto, porque suele ser muy habitual que un emprendedor se centre únicamente en las redes sociales como vía de captación de clientes cuando arranca el negocio.
Entonces, ¿por qué molestarse en utilizarlas habiendo otros canales mejores?

Porque el social selling te permite captar tráfico cualificado y llevarlo a tu tienda online para que se convierta en ventas.

Según el estudio anual de Redes Sociales de IAB:

  • El 55% de usuarios busca información en las redes sociales antes de hacer una compra.
  • El 41% de los usuarios interactúa con las marcas en redes sociales, compartiendo comentarios y valoraciones de los productos.
  • Un 64% tiene en cuenta estos comentarios positivos antes de hacer una compra.

Y además, cada red social suele tener un sistema de anuncios que también te permite generar publicidad.
Por ejemplo, en estos momentos la publicidad en Instagram es uno de los canales de venta que mejor está funcionando ahora en sectores como la moda, los complementos, viajes, etc.
¿Quieres leer más acerca de cómo trabajar tus redes sociales?
Aquí te dejamos deberes en forma de posts. 😉

Explora cuáles son los mejores canales de venta para ti

La realidad es que nos dirigimos hacia un marketing omnicanal. Es decir, que las marcas tienen que ofrecer una buena experiencia de usuario en todos los canales.
Si acabas de empezar con tu tienda, no te agobies. Merece más la pena que trabajes uno o dos, pero que lo hagas bien. Pero si tu negocio ya es más grande, debes ver si todos tus canales se complementan y se coordinan bien entre sí.
Ahora que ya conoces los principales canales de venta que existen, solo te queda hacer una cosa… ¡¡lanzarte a vender!!
Claro, no sin antes compartir este post en redes sociales. 😉

Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Si continúas visitando la pagina aceptas su uso. Leer más.

OK