¿No sabes qué es la curación de contenidos? Descubre la estrategia que reforzará la autoridad de tu marca y atraerá más visitas a tu e-commerce

Solo en WordPress, se publican más de 76,3 millones de artículos nuevos al mes.  Es impresionante tener semejante volumen de información a tu alcance, ¿no?
Pues ahora imagina que tienes que hacer un trabajo para el colegio y te dan acceso a la biblioteca. Tienes muchísima información, pero no existe ninguna clasificación.
¿Te imaginas tener que ir mirando libro a libro?
Pues justo esto es lo que soluciona la curación de contenidos en Internet.
Esta estrategia consiste en filtrar la ingente información que existe en la red, para localizar los contenidos de mayor calidad. Pero… ¿esto le va a servir de algo a tu tienda online?
Más de lo que piensas… pero para enterarte vas a tener que leer el post para descubrirlo.

¿Qué es la curación de contenidos?

Como castellanohablante el término curación de contenido, te sonará extraño. Es normal ya que es una de esas palabras que la RAE define como «barbarismo»: incorporar a nuestro lenguaje una mala traducción de otro idioma.
Sin embargo, explicarte el significado original del concepto, te va a servir para entender qué es la curación de contenidos.
El término original en inglés «curation», viene del mundo de los museos. En una exposición, el comisario o «curator», es el encargado de seleccionar, entre todas las obras, cuáles serán expuestas.
Por tanto, una buena definición sería…

La curación de contenidos consiste en encontrar y seleccionar el material más relevante de una temática y compartirlo estratégicamente con tu audiencia.

Te ponemos un ejemplo.
Si tienes un e-commerce de comida de perros, una estrategia de curación de contenidos consistirá en elegir los mejores contenidos de entre todos los que existen en el mundo de las mascotas.
Pero vamos a lo que te interesa, por qué es útil para tu negocio.

Beneficios de una estrategia de curación de contenidos en e-commerce

Si pensabas que esta estrategia tiene poco que aportarte… estabas muy equivocado. 😉

1. Crear audiencia y ganar visibilidad

Si quieres sacar ventaja a la competencia es difícil que lo logres sólo con mensajes publicitarios.
En cualquier estrategia basada en Inbound Marketing, compartir contenido relevante de una temática es fundamental para crear una audiencia interesada en nuestros productos y servicios.
De hecho, a la hora de difundir contenidos, siempre se recomienda seguir la Ley del 80/20. Un 80% de contenido externo y un 20% de contenido propio.
De ahí el que sea fundamental el tener una buena selección de los mejores artículos de nuestra temática.
Esto nos hará ganar más seguidores en las redes sociales, lo que nos permitirá darles a conocer nuestros propios contenidos (y dirigirles hacia nuestra web).

2. Aprender

El tiempo dedicado a buscar y seleccionar contenido puede ser la mejor academia. Sin quererlo, estarás aprendiendo y poniéndote al día de todo lo que se cuece en tu sector.
Más conocimiento, más confianza, nuevas ideas… ¿empiezas a ver el potencial?

3. Transmitir imparcialidad

Lo hemos hablado mil veces, el comprador cada vez se fía menos de los mensajes de venta y busca opiniones externas.
Introducir contenido de terceros ayuda a que se te vea una fuente más objetiva. De hecho, estos artículos pueden funcionar como una especie de prueba social.

4. Autoridad

Tu público está muy acostumbrado a leer contenidos por Internet. Tanto, que en unos segundos sabrá si un artículo merece la pena o no.
Por eso, enseguida se nota cuando una marca solo comparte contenidos de calidad.
Esto tiene el efecto inmediato de que te vean como una fuente de autoridad y un recurso valioso (serán fieles a tus contenidos).

5. Captación y maduración de leads

En este post te hablamos de qué es un embudo de venta y por qué es tan importante en los negocios online.
En Internet es complicado que una persona te compre la 1ª vez que entre en tu tienda; de ahí el que necesitemos establecer una relación con él.
Para eso captaremos su email, y empezaremos a mandarle una serie de contenidos específicos que le haga avanzar por nuestro embudo con el objetivo de que se convierta en nuestro cliente.
Si te fijas, hemos dicho contenidos específicos. Nos referimos a informes, estadísticas, comparativas o cualquier artículo que refuerce el potencial de nuestro producto.
¿Y de dónde sacaremos esos post?
Adivinaste… de nuestra estrategia de curación de contenidos.

5 claves para enamorar con tu contenido curado

Convertirte en un content curator te llevará su tiempo.  De hecho, necesitarás de varios meses para poder conocer todas las fuentes de calidad de tu sector.
Sin embargo, eso no significa que desde el principio no puedas hacer una buena labor. Solo sigue estos 5 pasos y verás como pronto empiezas a obtener resultados:

  1. Buyer persona: toda tu estrategia de contenidos pasa por tu buyer persona. Lo primero que tienes que ver es qué temáticas y contenidos le serán útiles.
  2. Fuentes de calidad: uno de tus principales retos es identificar cuáles son los blogs que aportan más calidad. Empieza por los influencers que sabes que son siempre fuentes con credibilidad y con esa referencia, empieza a investigar.
  3. Actualidad: a la hora de seleccionar un contenido, es importante que corrobores que la información está actualizada. Piensa que si el tema no es evergreen (atemporal) o se menciona alguna herramienta, el post puede estar obsoleto.
  4. Clasificar y guardar: encontrar buena información es tan importante como saber clasificarla y guardarla bien. Cuando empieces con pocos artículos, será sencillo… pero, ¿y cuando tengas miles? ¿Serás capaz de encontrarlo todo?
  5. Creación de contenido: además de para compartirlas, esas joyas informativas te servirán para mejorar tus propios contenidos. Pero ojo, eso no significa copiar. Si vas a hablar de una estrategia o teoría de otra persona, siempre cita.

Con esta información, ya tienes un buen punto de partida.
Poco a poco desarrollarás tu olfato de buen curador e irás localizando mejores contenidos.

¿Qué herramientas de curación de contenidos usar?

Dentro del proceso de curación, tenemos que diferencias dos fases:

  1. Localizar y clasificar el contenido.
  2. Distribución por nuestros canales de comunicación.

Veamos las herramientas más recomendables para cada una:

A. Herramientas de captación de contenido

Hay una gran variedad de herramientas para localizar y clasificar artículos. Aquí te ofrecemos una selección de las más conocidas y cómo te pueden ayudar.

1. Feedly

Es el agregador de feeds o RSS más conocido.
Te permite leer el contenido de todas las webs y blog que elijas desde un mismo sitio. Clasifica por categorías para acceder de un vistazo solo a lo que te interesa.
Además, Existe  una extensión para Chrome o Firefox que te permite añadir a Feedly cualquier web por la que estés navegando.

2. Pocket

Esta extensión permite guardar y archivar contenido que te encuentras por la red. y Un buen content curator siempre está alerta por si ve un artículo o vídeo que pueda ser útil para su público.
Su integración con Feedly es unas de las combinaciones más habituales.

3. Evernote

Aunque no es una herramienta específica de curación de contenido, hace la función. Es un servicio de productividad para tener la información siempre a mano y organizada.
Si instalas su extensión para navegadores podrás recopilar cualquier contenido que te encuentres. Hace la función de los marcadores de tu navegador, pero a lo bestia.

4. Instapaper

Otra herramienta que nos gusta mucho por su simplicidad. Te permite añadir notas, subrayados y comentarios a los textos y contenido que almacenas. Perfecta para iPhone.

5. Buzzsumo

imprescindible para detectar los artículos más compartidos en redes sociales. Con solo introducir la temática verás lo que más se ha movido en las fechas que elijas.

6. Grupos de Facebook y Linkedin

Una de las herramientas de curación de contenido en redes sociales más fácil es a través de los  grupos. Apúntate y te expondrás a contenido relevante de tu nicho.
Si buscas alguna herramienta más profesional puedes probar Scoop o Storify. Y para ir un paso, o dos, más allá, Curata.

B. Herramientas de distribución de contenido

Una vez montada tu estructura de curación, es momento de compartir. Te presentamos algunas opciones:

1. Hootsuite

Es una plataforma de gestión integral de redes sociales. Te permitirá compartir contenido en Facebook, Twitter, Instagram… (tres redes sociales en su versión gratuita).

2. Buffer

Muy parecida a la anterior, a nosotros nos gusta por su fácil integración con la versión gratuita de Feedly.

3. Telegram

Una herramienta de mensajería que está subiendo como la espuma. Cuenta con la opción de canales de difusión, una especie de grupos de Whatsapp unidireccionales, es decir, solo el administrador puede publicar.

4. Newsletter

Ya te hablamos en este artículo del uso de newsletters en e-commerce.  Se puede combinar a la perfección con la curación de contenido como plataforma de difusión.
Puedes incluso meter una recopilación del mejor contenido del sector en tu autoresponder.

5. Blog

También puedes crear entradas de tu blog haciendo una selección de los mejores contenidos de otros y de ahí sacarlo a redes sociales. Si además les etiquetas, lo más probable es que compartan el post por sus redes (un extra de visitas). 😉
¿Dudas si tener un blog en tu tienda online es interesante? Entonces, lee esto.

Usa ya la curación de contenidos para conseguir más visitas y aumentar la reputación de tu tienda

Se trata de una estrategia que implica constancia, pero que te va a reportar muy buenos resultados.
Empieza hoy y ya verás como antes de que te des cuenta empiezan a agregarte a listas como reconocimiento a la calidad que compartes.
¡Eso es un reclamo para atraer clientes!