¿Buscas revivir tu lista de suscriptores? Aquí tienes 6 ejemplos de emails de re-engagement con los que fidelizar a tu audiencia

Mejor calidad que cantidad”.

Más no significa mejor”.

Sabiduría popular que nosotros también podemos aplicar en nuestro negocio, o concretamente en nuestra lista de suscripción.

Y es que de nada te sirve tener una lista enorme si la mayoría de tus suscriptores no participan o ni siquiera abren tus correos.

¿Qué haces entonces? ¿Eliminas de la lista a todos los usuarios inactivos?

No sin intentar ganarte su «cariño» una última vez.

Si se suscribieron en un primer momento fue porque estaban interesados en tu marca. Así que vamos a intentar reconectar con ellos y que así:

  • Vuelvan a generar un vínculo con nosotros.
  • Interactúen con nuestros contenidos.
  • Nos compren de nuevo (si son clientes antiguos).
  • Pasen a ser clientes (en el caso de los suscriptores que no han comprado nunca).

¿Quieres reenganchar a tus suscriptores?

Entonces atento, porque hoy te traemos 6 ejemplos de emails de re-engagement con los que revivir a cualquier suscriptor por muy inactivo que esté.

Vamos a resucitar esa lista. 😉

👉 Qué son y por qué escribir emails de re-engagement

Porque antes de escribir, habrá que saber qué es eso del re-engagement, ¿no?

Empecemos por el principio y veamos primero la definición de engagement:

El engagement (o compromiso, traducido del inglés) es el vínculo que tiene nuestra comunidad con nuestra marca, y que se suele medir viendo cuánta interacción existe con nuestros contenidos.

Dicho de otra forma, a mayor engagement:

Lo que todo unido hace que aumenten las ventas.

1. ¿Qué es el re-engagement entonces?

El re-engagement, por otro lado, consiste en retomar ese compromiso con los usuarios que ahora están inactivos y ya no interactúan con nuestros contenidos.

Pasa algo parecido con las amistades.

Pongamos que tenemos un amigo del que no sabemos nada desde hace tiempo. Si seguimos sin hacer nada, lo más probable es que perdamos esa amistad; en cambio, si le escribimos un WhatsApp preguntándole cómo le va todo, es posible que podamos retomar la relación.

Pues el re-engagement es lo mismo pero en el mundo del marketing digital.

Es ese intento de recuperar a los clientes potenciales o los antiguos recordándoles que seguimos ahí para ellos.

2. ¿Pero por qué es importante esto?

Volviendo a la comparación anterior.

Supone menos esfuerzo por tu parte “reanimar” la relación con un viejo amigo, que intentar hacer amigos nuevos (esto implica salir, empezar a hablar con alguien, conocerlo…).

Pues es lo mismo con los clientes. Requiere menos esfuerzo conseguir que una persona que ya te ha comprado vuelva a hacerlo, que tener que conseguir clientes nuevos.

Por eso es importante mantener el engagement alto. Porque a mayor interacción, más presentes estaremos en la vida de nuestros clientes y más nos comprarán.

👉 Qué son los emails de re-engagement, cuándo enviarlos y a quién

Hasta ahora te hemos hablado del re-engagement en general, pero ahora nos vamos a centrar en los correos de re-engagement, es decir:

Los emails que mandamos para intentar recuperar el contacto con los usuarios de nuestra base de datos que se muestran inactivos.

¿Cuándo debemos enviar estos correos?

Buena pregunta.

La respuesta es que depende de con qué periodicidad publiques. Pero por lo general, los correos de activación o re-engagement se suelen enviar después de 30 o 60 días de inactividad del usuario.

Esto también responde a nuestra siguiente duda: ¿a quién enviamos estos correos?

Como hemos dicho, a los usuarios inactivos. Pero para saber cuáles son, es importante que segmentes y crees una lista donde tengas en cuenta:

  • El tiempo de inactividad: como hemos dicho, deberían llevar entre 30 y 60 días sin abrir tus correos o sin hacer clic una vez dentro.
  • Inactivos que nos han comprado antes: de ser antiguos clientes, el correo de activación puede variar. Una idea sería enviarle un recordatorio de los productos que compró y, según eso, sugerirle otros productos que podrían gustarle.

¿Y qué toca ahora?

Escribir esos emails, pero antes te dejamos varios contenidos sobre cómo escribir para vender (lo que se conoce como copywriting), y dos tutoriales sobre cómo escribir el email de bienvenida y el correo de carrito abandonado.

👉 6 ejemplos de emails de re-engagement + Consejo extra

El email marketing es un forma de comunicarnos perfecta para mantener el vínculo con nuestra comunidad y en el caso de que haya usuarios inactivos, recuperarlos.

Estos emails son tu última oportunidad de reconectar con tu suscriptor y mostrarle todo lo que puedes ofrecerle. Por eso, te damos algunas ideas y consejos que te van a venir muy bien para crear los mejores correos de re-engagement.

Vamos a verlos.

1. Ofrece un descuento tentador

El descuento es uno de los recursos más utilizados para recuperar usuarios inactivos. Y es que, ¿a quién no le gusta un chollo?

El ejemplo que te traemos pertenece a un gimnasio, pero la idea está clara y la puedes aplicar fácilmente a tu e-commerce.

re-engagement-email-ejemplos

Lo primero que ves nada más abrirlo es que te ofrecen un entrenamiento gratis. Ya con eso han captado tu atención, ¿verdad?

Justo debajo te dicen: “Hace tiempo que no te vemos…” Quieren que vuelvas y por eso te regalan una prueba de 3 días.

Tú puedes hacer lo mismo ofreciendo descuentos.

Un tip interesante al respecto.

En general, las promociones del tipo «5 euros de descuento por cada 50 de compra», funcionan mejor que los descuentos por porcentaje. En este caso sería lo mismo que ofrecer un 10% de descuento, pero el mensaje nos llega mucho mejor cuando nos dicen la cantidad exacta que ahorramos. 

El cerebro siempre va a lo fácil y prefiere que se lo den todo hecho.

En cualquier caso esto dependerá también del precio de tus productos, entre otras cosas. La mejor forma de asegurarte de lo que funciona y lo que no, es siempre hacer pruebas y medir.

2. Comunica que vas a darlo de baja y recuérdale los beneficios

Cuando nos dicen que nos van a quitar algo, es cuando más lo queremos.

Informa a tus suscriptores de que vas a darlos de baja de tu lista, pero déjales claro lo que se pierden. Es una forma sutil de decirles: ¿seguro que quieres perderte todas estas cosas?

escribir-emails-reengagement-ejemplos

Fíjate en lo que dice Framebridge a sus usuarios inactivos:

“¿Es esto el final? Lo pillamos: no estás interesado en personalizar tus marcos de forma fácil y asequible. No pasa nada”.

Te cuentan su propuesta de valor (lo que pueden ofrecerte solo ellos), y seguidamente te dicen que van a eliminarte de la lista y que si quieres seguir suscrito deberás confirmarlo.

Te da que pensar, ¿no?

También es una buena forma de conseguir que en tu lista solo queden los usuarios que realmente están interesados en tus productos.

3. Cuida el asunto: breve y que capte el interés

Quizás el punto más difícil, porque aquí el desafío es que los usuarios que normalmente no abren nuestros emails, los abran ahora.

Así que tendrás que trabajarte el asunto.

Opta por mensajes breves y que conecten con el usuario a nivel emocional. El clásico “Te echamos de menos” o “queremos que vuelvas” sigue funcionando a día de hoy.

Duolingo, por ejemplo, te incita a abrir su correo con un sencillo “has puesto triste a Duo”.

re-engagement-email-ejemplo

Al abrirlo nos encontramos con un Duo (la simpática mascota búho) desolado porque hace tiempo que no entras a practicar idiomas. ¿No te dan ganas de volver?

re-engagement-e-mail-ejemplos

4. Pregunta si hay algo en lo que puedas mejorar

Este tipo de correo no viene mal para romper el hielo y de paso comprender mejor a los usuarios.

A la vez, estás mostrando que te preocupas por ofrecerles buen contenido y que quieres hacerlo lo mejor posible. Es decir, que humanizas tu marca. 

Para estos emails puedes enviar una encuesta, o directamente preguntarles animándolos a participar.

escribir-email-reengagement-ejemplo (1)

El e-commerce Blind Barber lo hace de una forma muy divertida, haciendo la pregunta: “¿Fue algo que dijimos?”.

Y continúa pidiendo que le digamos si hay algo que puedan hacer mejor o qué tipo de contenido nos gustaría para futuros emails. Finalmente, acaba con una llamada a la acción pidiendo que volvamos.

5. Personaliza los emails para llegar mejor a tus usuarios

Más arriba te habíamos comentado que debías segmentar tu lista.

De esta forma, puedes ofrecer a cada usuario un contenido más personalizado. Recuerda que cuanto más personalizado, más va a impactar en el cliente y mejores resultados vas a obtener.

Cuando se trata de antiguos compradores lo tienes más fácil porque conoces mejor sus intereses.

escribir-emails-reengagement-ejemplo

Birchbox utiliza la información del «perfil de belleza» que los usuarios rellenaron en su día según sus intereses. Así puede «tentar» a los suscriptores con packs y productos personalizados, añadiendo además el factor sorpresa.

6. Recuérdales lo que se pierden y recupera ventas

Ya lo veíamos antes cuando mostrábamos a los suscriptores lo que perdían si se daban de baja. Pero aquí entramos más en el terreno de los carritos abandonados.

re-engage-email-ejemplos-0000

La tienda Sugarbearhair tiene esta forma tan simpática de recordarte que te has dejado un producto en el carrito.

Y es que si además de recordarte que continúes con la compra te sacan una sonrisa, las probabilidades de que compres aumentan.

Consejo extra: trabaja bien las CTA

¿Te has dado cuenta?

En todos los ejemplos, al final del correo hay una CTA (llamada a la acción) bien grande: «Finaliza el checkout», «Vuelve», «Quiero permanecer en la lista»…

Es importante que la CTA:

  • Esté bien visible.
  • Sea fácil de entender.
  • Te dirija hacia una acción concreta (y para eso lo mejor es que incluyas un verbo en imperativo o como si fuese la persona la que está escribiendo «quiero»).

Aquí tienes toda la información que necesitas sobre las CTA y cómo optimizarlas para aumentar tus ventas.

👉 Reengancha a tus usuarios y recupera esa “chispa”

Ya está, ahora lo tienes todo para recuperar a todos esos suscriptores que se habían despistado, en amantes de tu marca.

Solo te queda ponerlo en práctica y escribir tus emails de re-engagement usando los consejos y ejemplos que te hemos puesto como inspiración.

No olvides tener varios modelos para probar, hacer test A/B y quedarte con los que den mejores resultados.

Retoma la relación con tus suscriptores y gana posibles compradores. 😉

EBOOKS GRATUITOS