18 herramientas de curación de contenidos para encontrar (y organizar) los mejores contenidos de la red

¿Estás usando herramientas para tu estrategia de curación de contenidos?

Te lo preguntamos porque si no, lo más probable es que estés desperdiciando un tiempo muy valioso.

Porque tener unas buenas fuentes es importante, sí.

Pero igual de fundamental es tenerlas bien organizadas para poder encontrar al momento los contenidos que más te interesan (tanto para compartir con tu audiencia como para usarlos de referencia a la hora de escribir tus posts).

Y para eso lo mejor es recurrir a las herramientas de curación de contenidos.

Hay muchísimas, pero en este post te vamos a hablar de 18 de las más utilizadas.

¿Y lo mejor? Que la mayoría de ellas son gratis. 😉

Vamos con ellas.

👉  Herramientas de curación de contenidos: qué tipos existen y las 18 mejores

En un post anterior ya te hablamos sobre qué es la curación de contenidos y cuáles son los beneficios de esta estrategia, pero te los recordamos brevemente:

  • Aumentar tu audiencia: al compartir contenido de calidad consigues llegar a más público (uno de los pilares del inbound marketing).
  • Nuevas ideas de posts: para desarrollar tu estrategia de contenidos
  • Captar (y madurar) leads: compartir contenidos de calidad no solo te sirve para atraer más potenciales clientes o leads, sino también para hacerlos avanzar por el embudo de ventas.
  • Ganar autoridad: el público de tu sector te percibirá como una marca de referencia que comparte contenidos de calidad. Y eso cuenta mucho en la era de la infoxicación. 😉

Como te explicábamos en el mismo post,  una estrategia de curación de contenidos se divide en dos fases:

  1. La primera es la búsqueda y categorización de la información.
  2. La segunda es la difusión entre tu audiencia de esos contenidos que has curado.

Y cada una de estas fases dispone de sus propias herramientas.

Empezamos con las del primer grupo.

✅  A. Herramientas para filtrar y categorizar contenido

Fíjate que antes hemos mencionado un punto importante que justifica la necesidad de hacer una buena curación.

La infoxicación.

Lo que significa que tenemos acceso a tantísimas fuentes (algunas buenas, otras mejores y otras bastante cuestionables) que acabamos abrumados o intoxicados de información.

Por eso lo primero que tenemos que hacer es separar el grano de la paja. Las fuentes de calidad de las que no lo son.

Y para eso te van a venir de perlas estas herramientas. 😉

➡️  1. Feedly

No podíamos hacer un posts sobre curación de contenidos sin hablar de Feedly, la herramienta de curación por excelencia.

Como su nombre indica, Feedly es un agregador de feeds o RSS.

Es decir, te permite recibir en tu perfil todos los contenidos que publica una web o blog. Además, también puedes organizar tus fuentes en distintas categorías.

Esta es la más conocida, pero solo acabamos de empezar. 😉

➡️  2. Flipboard

Flipboard es un agregador de feeds exactamente igual que la anterior. Pero lo interesante de esta herramienta es que puedes configurarla para que tus fuentes se muestren como si fueran artículos de un periódico (con una foto principal y su título).

Así puedes encontrar de un vistazo los contenidos que más te interesa leer.

Además tiene algunas características propias de una red social, como la posibilidad de seguir el feed de otros usuarios.

➡️  3. Session buddy

Seguro que te ha pasado alguna vez.

Tienes mil pestañas abiertas en el navegador con páginas que has ido acumulando a lo largo del día, pensando “Ya me los leeré luego”.

Pero al final estás tan agotado que ese “luego” nunca llega.

Claro que… tampoco quieres cerrar el navegador sin más, porque había algún que otro artículo que te podía servir para nuevas ideas de contenido.

Pues para estos casos tienes Session Buddy.

Esta extensión de navegador te guarda en bloque todas las pestañas que tengas abiertas, para que las vuelvas a abrir cuando mejor te venga.

➡️  4. Pocket

Pocket te permite archivar cualquier contenido que encuentres navegando por Internet, ya sean páginas completas o incluso imágenes o vídeos.

Además, te da la opción de etiquetar la información y de organizarla por categorías.

➡️  5. LinkedIn Pulse

Una herramienta a caballo entre la agrupación de contenidos y la difusión.

Pulse es conocido como el «blog» de LinkedIn: una plataforma dentro de la red social que te permite crear y compartir tus propios contenidos (llamados pulses) como si fuera un blog.

Pero también te permite crearte un feed para recibir las publicaciones de otros usuarios.

Además, un detalle interesante es que una vez pinchas en uno de los contenidos de tu feed, este se queda marcado en gris oscuro para que así sepas cuáles has leído y cuáles no.

➡️  6. ContentGems

Una herramienta apta para olvidadizos. 😉

De nada sirve tener las mejores fuentes de contenidos del mundo si luego no te acuerdas de entrar a revisarlas.

Por eso lo que hace ContentGems es enviarte una recopilación de los contenidos curados directamente a tu email.

➡️  7. Quora

Una gran fuente de ideas de contenido (e incluso de anécdotas y curiosidades para adornar los posts de tu blog, que nunca vienen mal. 😉 ).

Por si no lo conoces, Quora es una especie de foro en el que los usuarios publican consultas y se responden entre sí.

Entre sus ventajas están que:

  • Tienes multitud de categorías entre las que elegir (historia, emprendimiento, negocios, finanzas, literatura, etc.).
  • Es un portal con muchísimos usuarios, por lo que la actividad es constante.
  • Los administradores se preocupan de que no haya preguntas repetidas y de que la información que se comparte en la plataforma sea de calidad.

No solo es una buena opción para encontrar ideas para tu calendario editorial, sino que incluso te puede servir para hacer una investigación de los intereses y necesidades de tu buyer persona.

➡️  8. Buzzsumo

Con esta herramienta puedes saber cuáles son los artículos más virales (los que se han compartido más veces en redes sociales) de diferentes temáticas.

Estos artículos los puedes compartir directamente con tu audiencia o tomarlos como ideas para nuevos contenidos para tus redes.

➡️  9. Curata

Si tienes una tienda grande que genera mucho contenido es posible que te interese una herramienta como Curata.

¿Qué tiene de especial?

Pues que no solo te permite hacer curación de contenidos, sino que también te ofrece algunas funcionalidades de analítica web (como el seguimiento de los leads que has conseguido con esos contenidos), e incluso se integra con tu CRM.

Eso sí, a diferencia de las anteriores, esta herramienta es de pago.

➡️  10. Trendspottr

Otra herramienta de pago pero también muy interesante.

Según la definen sus creadores, esta herramienta sirve para predecir tendencias emergentes, contenidos que pueden ser virales e incluso futuros influencers con los que quizá te interesa colaborar.

Es como el siguiente nivel de Google Trends.

➡️  11. Evernote

Un clásico.

La app del elefante cumple la misma función que otras de esta lista como Pocket: guardar contenidos que te han resultado interesantes.

La diferencia es además de su versión web también está disponible como app móvil (porque la inspiración llega en cualquier dispositivo 😉 ).

➡️  12. Bookmark OS

Seguro que más de una vez te has acordado de una web que viste en el ordenador y guardaste en favoritos, pero como en ese momento estabas en el móvil no pudiste acceder a ella.

Pues para estos casos tienes Bookmark Os.

Esta aplicación centraliza tus favoritos y te permite acceder a ellos desde cualquier dispositivo. Además de páginas completas, también guarda imágenes o vídeos.

➡️  13. Scoopinion

Scoopinion se instala como una extensión en tu navegador y analiza tanto tus búsquedas en Google como los contenidos que consumes.

Luego, a partir de toda la información recopilada te va ofreciendo recomendaciones de nuevas fuentes.

Muy útil para encontrar nuevas webs y blogs que no conocías.

➡️  14. Alertas de Google

Desde tu cuenta de Gmail puedes configurar alertas para que Google te envíe los contenidos que se publican sobre un determinado tema.

Lo que haces es crear una alerta para un término clave (por ejemplo, “televisor Samsung LCD”), y así cada día recibes un email con los últimos artículos publicados que contengan ese término.

¿Cómo puedes usar esto a nivel de curación?

Entre otras opciones, te puede servir para seguir todas las publicaciones sobre un tema emergente, como un producto recién lanzado al mercado.

✅  B. Herramientas para difusión de contenido curado

De entre los posts que guardes, habrá varios que te interesará compartir directamente con tu audiencia.

Y si eso también lo podemos hacer de forma automática con una herramienta, mejor que mejor. 😉

Aquí tienes algunas opciones.

➡️  1. Buffer

Si Feedly es la piedra angular de los agregadores de contenidos, en lo que respecta a la difusión su equivalente sería Buffer.

En su versión gratuita, esta herramienta te sirve para programar tus publicaciones en redes, mientras que en sus planes de pago también incluye un apartado de analítica.

Pero lo mejor es que la puedes integrar con Feedly.

Así, con una buscas y categorizas contenidos de interés y con la otra los compartes directamente con tu audiencia.

Más cómodo imposible. 😉

➡️  2. Hootsuite

Muy similar a la anterior.

En su versión gratuita, con Hootsuite puedes automatizar contenidos de hasta tres redes sociales diferentes.

➡️  3. Ready4social

Una opción muy interesante para community managers.

Se trata de una herramienta con versión tanto de pago como gratuita que te permite compartir y programar contenidos.

Pero lo más llamativo es que el propio equipo detrás de la herramienta te busca fuentes de contenidos interesantes para tu marca.

Básicamente se encargan de hacer parte del trabajo de curación por ti. 😉

➡️  4. Loomy

Loomy está pensada para equipos grandes.

Además de crear y programar tus publicaciones, te permite desarrollar un proceso de trabajo.

En otras palabras, puedes crear distintas categorías por las que todas tus publicaciones deban pasar antes de ser lanzadas (borrador, pendiente de aprobación, aprobada, programada…).

👉  Ya tienes todas las herramientas que necesitas para curar contenidos

Pero recuerda que no se trata de empezar a añadir webs sin ton ni son.

Tienes que elegir con mucho cuidado aquellas que de verdad publican contenido de interés para tu público.

Así que ahora es tu turno de ponerte el sombrero de investigador, detectar esas fuentes de auténtica calidad y crear una estrategia de curación que haga crecer tu audiencia (y tus clientes) día sí y día también. 😉