Cómo ser un emprendedor: 3 claves (y 5 opciones) para que montes tu tienda online sin morir en el intento

como-ser-emprendedor-y-no-morir-en-el-intento-Doofinder-e1563387083486

¿Te planteas el montar un negocio pero no sabes por dónde empezar? ¿Te gustaría ser emprendedor y convertirte en tu propio jefe?

La idea de tener tu propio negocio online es muy atractiva por la libertad que desprende. Pero tampoco te pienses que es fácil: no son pocos los negocios que cierran antes de cumplir el año de vida.

Por eso en este post te queremos explicar lo que debes tener en cuenta si quieres ser emprendedor y lanzar un proyecto.

Léelo con calma. En esto, más vale siempre prevenir que curar. ;)

👉  Qué significa ser emprendedor

Lo primero es tener clara la definición:

Un emprendedor es una persona que identifica una oportunidad de negocio y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha, empezando el proyecto por propia iniciativa.

En esta definición hay 3 elementos clave:

  • Oportunidad de negocio.
  • Recursos necesarios.
  • Puesta en marcha.

Vamos a ir desarrollando estos puntos a lo largo del artículo ¡no te pierdas ni una coma!

👉 Las 3 claves para emprender online con un e-commerce

Aunque hablamos de cómo ser emprendedor con una tienda online, son válidas para cualquier tipo de emprendimiento digital.

✅ 1. La oportunidad de negocio

Quédate con esto: si no es rentable, es mejor dejarlo pasar.

Es fundamental identificar y validar tu idea de negocio para no trabajar en balde (ni perder dinero).

A. Busca una idea de negocio rentable y que te guste

Para tu salud mental (y económica) a medio y largo plazo, nuestro consejo es que tu emprendimiento tenga que ver con algo que te guste. Y es que te va a ocupar muchas horas de tu tiempo.

Si quieres emprender, pero no tienes una idea definida, te dejamos un par de artículos para inspirarte:

Ante todo, no pierdas de vista una idea: tu producto debe aportar valor a tu cliente.

Si no cubres alguna necesidad de tu buyer persona, será prácticamente imposible venderle.

B. Intenta validar tu idea antes de gastarte un solo euro

Pongamos un ejemplo extremo para entenderlo.

Imagina que eres un apasionado del ganchillo y te encanta tejer fundas para iPhone a crochet.

No te parece mala idea porque es algo que te gusta  y hay numerosos usuarios de iPhone que compran fundas a sus terminales.

Pero, ¿las comprarían de ganchillo hechas a mano?

Para averiguarlo, la mejor opción es estudiar el mercado:

  • Investiga quienes serán tu competencia.
  • Pregunta a otros vendedores del sector.
  • Consulta con posibles clientes.
  • Prueba un prototipo.

Si no hay mercado para las fundas a crochet, es mejor que deseches la idea antes de invertir ni un euro.

✅ 2. Los recursos disponibles: el plan de negocio

Si estás pensando en cómo emprender, ya te avisamos que hacer números es imprescindible.

Ser un buen emprendedor pasa por planificar y estudiar los recursos de los que dispones.

No te embarques si no cuentas con un “colchón” por si las cosas no salen bien (y no hablamos solo de dinero). Es imprescindible que crees tu plan de negocio para definir con exactitud:

  • La inversión que debes realizar.
  • Las vías de captación de clientes y proveedores.
  • Tus fortalezas y debilidades.
  • Etc.

Tu plan de  negocio es tan importante que le hemos dedicado un post en exclusiva que no debes perderte.

Una vez calculado todo esto, tenemos 3 consejos adicionales:

  • Aprende a organizarte y sé disciplinado: aunque seas tu propio jefe, es un trabajo al que debes dedicarle horas para que funcione.
  • Equilibra vida personal y laboral: dedicarle horas no significa ser esclavizado por tu propio negocio. No seas tu peor jefe.
  • Aprende a decir “no” si no sale bien: establece un máximo de riesgo asumible: un límite temporal, un tope económico…

Ser un emprendedor no implica que toda tu vida gire y se vea condicionada por tu negocio; hay horas en las que es mejor apagar el móvil profesional. ;)

✅ 3. La puesta en marcha: no te líes con la tecnología

Desde el momento en que se te ocurre la idea hasta que es una realidad, hay mucho trabajo por medio. Lo más importante cuando te lanzas al emprendimiento digital con un e-commerce es, evidentemente, vender.

Y para vender, necesitas clientes.

Es preferible que inviertas la mayor parte de tu presupuesto en la captación de clientes que en una plataforma CMS.

Por eso, la mejor manera de ser emprendedor sin gastar mucho dinero es empezar con una tienda online sencilla.

Lo más sencillo es empezar con una tienda en la nube (con Shopify) o con un CMS como WordPress (WooComerce). Sin embargo, si vas a tener de inicio muchos productos, puede ser recomendable que arranques con Prestashop.

Y si ya arrancas con bastante presupuesto, está la opción de Magento.

¿Dudas? Aquí tienes un post donde analizamos cada CMS en profundidad.

👉  Opciones para emprender con una tienda online 

Abrir un e-commerce es una opción muy atractiva para cualquiera que no sepa cómo ser emprendedor, pero el mundo digital también exige un proceso de información previa.

Antes de lanzarte, debes tener claro dónde te vas a meter.

Por suerte, ya te explicamos en detalle qué es un e-commerce y los tipos de e-commerce que existen.

Con estas bases bien sentadas, continuamos.

✅ 1. Tienda online clásica

Este es el tipo de negocio que se te viene a la mente cuando piensas en un e-commerce o comercio online: una tienda que compra artículos a sus proveedores y los vende a sus clientes a través de Internet.

Estos son la mayoría de nuestros clientes, como por ejemplo Bulevip que tiene distintos proveedores de productos de nutrición y deporte que luego vende a sus clientes.

Muchos de estos negocios solo existen en su versión digital, pero tampoco es extraño que tengan una sede física. Si este es tu caso, no olvides de contárselo a tus clientes también en tu sitio web, como hace nuestro cliente italiano Arca Planet.

como ser emprendedor tienda fisica arcaplanet italia doofinder

¿Solo tienes tienda online pero te llama la atención tener también tienda física?

No hay problema: puedes hacer la prueba con una tienda efímera o pop-up store y probar la experiencia de vender en “el mundo real”.

✅ 2. E-commerce de tus propios productos

La opción para artesanos y artistas creadores, abrir un e-commerce con el que distribuir tus propios artículos.

Pero cuidado con los costes, muchas personas se equivocan al no incluir su mano de obra, con lo que las cuentas no son reales.

Antes de lanzarte:

  • Calcula con cuidado los costes de fabricación de tus productos.
  • El tiempo que te llevar crearlos.
  • La rentabilidad que puedes obtener.

Si no estás seguro de que pueda ser viable lanzarte de cabeza a abrir tu tienda online, puedes probar antes ofreciendo tus creaciones en el marketplace de artesanías handmade más grande del mundo: Etsy.

como ser emprendedor marketplace etsy doofinder

¿No sabes si puede resultar interesante vender en un “marketplace”? En este post te explicamos sus ventajas e inconvenientes.

✅ 3. Tiendas online de productos digitales

No confundas un servicio con un producto digital.

Un producto digital es un bien intangible (es decir, no material) elaborado mediante tecnologías de la información que solo puede conseguirse a través de Internet.

Un ebook sería un producto intangible, como cualquier otro archivo que sea descargable: plantillas, themes, música, un curso online, un software específico…

Por ejemplo, en Amazon hay un montón de libros que solo pueden adquirirse en formato digital.

Si distribuyes productos digitales, la gran ventaja es que únicamente los “creas” una vez, pero la posibilidad de venta es potencialmente ilimitada.

✅ 4. Emprender sin stock de productos

¿Y si pudieras emprender sin gastarte un dineral en acumular stock y sin tener que ocuparte de envíos, plazos de entrega y demás?

Ser un emprendedor (casi) sin dinero sí es posible y te damos no una, sino dos opciones para ello.

A. Tiendas basadas en el marketing de afiliados

A priori, es la opción más económica para ser un emprendedor online.

No necesitas tener una tienda online, sino tan solo un sitio web, blog o perfil en RRSS, desde el que recomiendas algún producto. Si consigues vender algo, cobras una comisión que te paga el proveedor.

B. Dropshipping

Tienes una tienda online “normal” en la que ofreces productos; el secreto es que vendes los productos del catálogo de un proveedor. Si consigues una venta, el envío lo realiza directamente él y tú consigues una comisión.

Aquí tienes todos los detalles sobre cómo vender sin tener stock en este artículo y este otro específico sobre dropshipping.

✅ 5. Vender a través de un marketplace o Facebook

Como hemos visto en el punto anterior, para ser un emprendedor desde casa no es imprescindible tener una web con tienda online.

Pero si vender sin stock no te convence y tu idea es tener un e-commerce propio sin gastar mucho dinero, hay otras opciones.

A. Abrir tu tienda en un marketplace

Por si no te suena esta palabra:

Un marketplace es un centro comercial virtual donde se agrupan varias tiendas que venden online.

El ejemplo típico es Amazon, donde puedes abrir tu tienda y empezar a vender siguiendo los pasos que te explicamos aquí.

Pero existen otros portales de marketplace menos masificados y más especializados que puedes elegir para comenzar tu andadura como emprendedor online (ya te hablamos de Etsy para productos handmade).

B. Activar tu tienda en Facebook

Una opción realmente económica (es gratis) y un gran escaparate para tus productos, porque ya sabemos que la amplia mayoría de personas tienen cuenta en Facebook.

Si eliges abrir tienda en Facebook, te interesa leer este artículo sobre F-commerce.

Ambas alternativas son buenas para comenzar a emprender, pero tienen un inconveniente grande: dependes de terceros, que pueden “cerrarte el grifo” (y el acceso a tus propios clientes) cuando les dé la gana.

Lo ideal es que en cuanto tu negocio crezca un poco, crees tu propia tienda online desde la que gestionar directamente tu cartera de clientes.

👉  Ya sabes cómo ser un emprendedor (ahora solo te falta lanzarte a la acción)

Sin perder de vista las 3 claves de un buen emprendimiento y con nuestros consejos, el sueño de ser tu propio jefe está cada vez más cerca.

Estudia tus opciones, valora tus resultados y ¿quién sabe?

Tal vez en algún artículo futuro seas uno de nuestros clientes de éxito. ;)