No vendo nada con mi tienda…¿Cómo hago para vender online?

No, vender online no es fácil. De hecho, es mucho más difícil de lo que la gente se suele imaginar.

Muchas personas se han lanzado a crear tiendas online, ya que técnicamente es muy fácil y la inversión es mínima. Pero, por desgracia, tener un diseño bonito y una tienda no implica conseguir ventas.

¿Quieres saber qué estás haciendo mal para poder reconducir la situación?

Hoy no solo te vamos a explicar cuáles son los principales errores a la hora de vender con tu tienda online, sino que también te vamos a aportar soluciones.

Vamos a por ello.

1. ¿A alguien le interesa lo que vendes?

El fallo más habitual a la hora de vender online es no verificar antes si hay demanda en el mercado de los productos que ofertas.

¿Resultado?

Tienes un e-commerce muy bonito y lleno de artículos que no interesan a nadie.

¿Cómo solucionar esto?

Para salir de este atolladero tienes que averiguar qué es lo que las personas ya están comprando dentro de tu sector. Para verificarlo haz lo siguiente:

  1. Un listado de palabras clave orientadas a la compra de tus productos: este tipo de keywords son las que usan las personas que tienen una intención real de comprar. Por ejemplo «comprar zapatillas de deporte Nike».
  2. Verifica el volumen de búsquedas que tiene cada keyword: para eso usa el planificador de palabras clave de Adwords.

Ahora que ya sabes que es lo que se vende, crea una oferta atractiva con estos productos y colócalos en la home de tu tienda. Las ventas llegarán antes de que te des cuenta.

2. Falta de visibilidad

De forma contraria a lo que mucha gente piensa, lo más difícil de conseguir vender con una tienda no es la parte técnica… lo complicado es atraer clientes.

No lo olvides, tu primer objetivo cuando acabas de lanzar un e-commerce es conseguir visibilidad.

¿Cómo atraer tráfico hacia tu tienda?

Cualquier estrategia de visibilidad de un negocio online se fundamenta en estos 4 puntos:

  1. Estrategia de contenidos: define quién es tu buyer persona, crea un calendario editorial y promociona tus posts para atraer tráfico cualificado.
  2. SEO: si el posicionamiento no es lo tuyo, aquí tienes una guía para que empieces a definir tu estrategia. ¿Ya tienes conocimientos? Entonces, lee este post para optimizar las categorías y este otro sobre las ficha de producto.
  3. Redes sociales: sí, hacen perder mucho tiempo, pero cuando empiezas son la forma más fácil de empezar a vender online y captar visitas. Usa Buffer o Hootsuite para automatizar.
  4. Publicidad PPC: crea campañas en Adwords y en Facebook Ads para llegar de forma más eficiente hasta tu público objetivo.

Si hay alguna de estas 4 estrategias que todavía no has puesto en marcha, solo podemos decirte una cosa: «ya estás tardando».

3. No cierras la venta

Todos los días entras en Google Analytics y ves que hay personas que sí visitan tu tienda, pero ninguna compra.

Si ya has revisado el primer y segundo punto de este post, tu problema a la hora de vender online es que tu tienda no está optimizada para la conversión. Las causas más habituales de este problema suelen ser 2:

1. La gente no encuentra lo que necesita

¿Nunca has entrado en una tienda y has tenido la sensación de que era caótica? Seguro que sí.

Esto se debe a que la arquitectura de la web es muy compleja o a que su diseño o usabilidad hacen que sea difícil de navegar por ella.

Como te habrás imaginado, esto ya es algo más difícil de solucionar ya que implica cambios más profundos en tu web.

¿Solución?

Incorpora un buscador como Doofinder para que al usuario localice cuanto antes los productos que está buscando.

2. Fichas de producto erróneas

Un error muy típico a la hora de vender online (e inexplicable) es crear unas fichas de producto muy deficientes.

Revisa tus fichas y verifica las siguientes cuestiones:

  • ¿Has explicado los beneficios de tu producto o solo sus características?
  • ¿Has incluido toda la información útil que un comprador pueda necesitar?
  • Si es un producto complejo, ¿te has planteado incluir algún vídeo?
  • ¿Son de buena calidad las fotos de tu producto?

Tus fichas de producto no solo tienen que resolver cualquier objeción que tenga el comprador, sino que tienen que darle a tu cliente el último empujón que necesita para comprar.

Ponte en marcha y empieza a vender online desde ya

Después de leer este post  no solo tienes todas las claves para que detectes que está fallando en tu e-commerce, sino que también tienes las soluciones.

Si ya no vendes… ¡es porque no quieres hacerlo!