Qué son las palabras clave y cómo usarlas para que Google te mande toneladas de tráfico

A lo largo del tiempo, hemos hablado muchísimo en el blog acerca de SEO para e-commerce.
Hemos desgranado 1.001 estrategias de cara a conquistar a Google, pero nunca hemos hablado de un aspecto fundamental en el SEO: las keywords o palabras clave.
Y como esto es imperdonable por nuestra parte, en el artículo de hoy vamos a explicar en profundidad…

Qué son las palabras clave y cómo encontrar las mejores para los textos de tu tienda.

Un post con todo lo que necesitas saber para controlar qué palabras incluir en tu contenido, sin necesidad de ser un experto SEO.
¿Es necesario repetir hasta la saciedad una palabra clave para conseguir posicionarla? ¿Hay que utilizar sinónimos? ¿Qué herramientas gratuitas puedes utilizar?
Sigue leyendo porque te lo contamos todo.

¿Qué son las palabras clave?

Antes de entrar en las palabras clave de lleno, hay un concepto que necesitamos abordar primero: la intención de búsqueda del usuario.
O dicho de otra forma:

Qué información quiere encontrar un usuario cuando escribe algo en Google.

En la mayoría de los casos su intención se agrupará en tres objetivos diferentes:

  • Informarse.
  • Comprar.
  • Navegar.

El hecho es que dos personas que buscan lo mismo, lo más probable es que lo hagan de formas diferentes (introduzcan un término distinto en Google) .
Por ejemplo:
Si mi intención es conocer los últimos resultados de La Liga puedo buscar esa información escribiendo:

  • «Resultados liga de fútbol».
  • «Partidos liga España».
  • «Liga Santander».

Entre otras opciones.
Es decir,  pueden existir diferentes maneras de formular una búsqueda aunque la intención sea la misma.
De hecho, para muchas palabras clave distintas, como en el caso del fútbol, Google ya es capaz ofrecer la misma SERP (Search Engine Results Page) o página de resultados.
Ahora ya sí veamos la definición de palabra clave:

Las keywords o palabras clave son los términos y frases MÁS utilizadas por los usuarios para expresar sus intenciones de búsqueda.

¿Te has fijado que hemos puesto en mayúscula «más»?
Te explicamos ahora el motivo.

1. Keyword vs query

Un término que verás a menudo y que se suele utilizar como sinónimo de palabra clave es query, aunque en realidad son conceptos diferentes.

Una query es cualquier palabra o frase que busque una persona, esté bien o mal escrita, mientras que las palabras clave son las queries que se repite muy a menudo y por las que nos interesa posicionarnos.

Hablar de SEO es casi sinónimo de hablar de Google, pero la idea es similar para Bing o cualquier otro buscador.

2. Long tail: cuando una keyword es más específica

Otro de los términos que más confusión genera es el de palabra clave long tail o de larga cola. Sin embargo, es mucho más sencillo de lo que parece.
Piensa en una palabra clave muy buscada. Por ejemplo, «hotel París».
Se trata de una keyword muy cortita (solo 2 palabras), con muchas búsquedas y muy competida (muchas webs intentan posicionarla).
Ahora añade una o más palabras antes o después:

  • «Hotel París romántico».
  • «Mejor hotel París barrio latino».

El resultado será una keyword más larga y más concreta que, probablemente, tendrá menos búsquedas que «hotel París».

A esas palabras clave más largas y más específicas que surgen de añadir algo a la keyword principal las llamamos long tail.

Sustituye «hotel París» por «botas de fútbol» y vete agregando palabras para alargar la keyword principal.
Lo más importante es que las nuevas palabras clave que surjan tengan intenciones de búsqueda concretas y diferentes entre sí.
Te damos otro ejemplo.
La persona que busca «botas de fútbol para niños» no quiere encontrar la misma información que la que introduce «botas de fútbol de Cristiano Ronaldo».
Se entiende la la idea, ¿verdad?
Cuidado porque esto es importante: satisfacer la intención de búsqueda siempre es el objetivo número 1 de un texto que busque posicionarse.

Conceptos importantes a la hora de hablar de palabras clave

Por encima de entender qué es una palabra clave, lo importante es cómo usarlas de cara a captar más tráfico.
Y para eso, necesitas entender los siguientes conceptos.

1. Palabras clave LSI, la era de las keywords semánticas

Hace unos cuantos años, cuando Google todavía estaba muy verde, con repetir la misma keyword un montón de veces era suficiente para situarse en las primeras posiciones.
Esa práctica, que fue llevada al extremo, ha terminado siendo objeto de penalización por lo que se denomina keyword stuffing (introducir de forma poco natural la palabra clave con la intención de posicionar). 
Por eso,  te recomendamos que controles el número de veces que la introduces. Luego hablaremos más de esto.
Ahora, en lugar de eso, Google premia lo que se conoce como la relevancia de un texto.

Un texto es más relevante mientras más palabras semánticamente relacionadas con el concepto principal incluya; palabras que habitualmente aparecen escritas juntas.

Volvamos a París a por un ejemplo.
Si quiero posicionar la palabra clave «París», tendré que incluir palabras (entidades) que también suelen aparecer cuando se habla de París.

  • «Torre Eiffel».
  • «Notre Dame».
  • «Barrio latino».
  • «Ciudad del amor».

Si en todas o en la mayoría de páginas del top10 se incluyen esas u otras palabras, en tu contenido también deben aparecer.
A esas palabras las llamamos palabras clave LSI (Latent Semantic Indexing). Google entiende que un texto que trata en profundidad sobre un tema debe incluir todas esas palabras para que sea relevante.
No debes confundir palabras clave long tail con LSI, las primeras son extensiones de la keyword principal, mientras que las segundas no tienen relación morfológica con la principal ni entre ellas.

  • Keyword principal: París.
  • Long tail: qué hacer en París con niños.
  • LSI: Notre Dame.

El objetivo de Google es la naturalidad, es decir, cuando tratas un tema a fondo ciertas palabras surgirán de forma natural.
¿Un texto que hable en profundidad de París podría no mencionar la Torre Eiffel?
Es obvio que no. 😉

2. Densidad de palabra clave

Si tu objetivo es posicionarte y que el trabajo dé frutos durante largo tiempo, ya sabes que crear textos relevantes con la mayor cantidad de palabras LSI es el camino.
A pesar de ello, Google todavía solo es un robot que lee e interpreta, por lo que no debes olvidarte del número de veces que se repite la palabra clave principal y sus ubicaciones en el artículo (url, H1, H2, etc).

La densidad de una palabra clave es el número de veces que se repite, expresado en porcentaje. 

No hay una regla definitiva pero, por si acaso, no te deberías exceder de un 1,5% (en este texto la keyword principal tiene una densidad del 1,3%).

Truco

Una práctica habitual de los SEO es mirar la densidad de palabra clave que tienen los contenidos de los 3-4 primeros resultados.
Así saben qué porcentaje es tolerable para esa keyword.
Para algunas temáticas, como recetas, Google admite una densidad bastante alta sin riesgo de ser penalizado.

Truco 2

Antes de crear un el texto, haz un listado de sinónimos de la palabra clave principal y mira en los primeros contenidos posicionados cómo la nombra.
Así lograrás no sonar repetitivo.

3. Prominencia

Además de la relevancia de un texto y la densidad de una palabra clave, hay otro término importante: la prominencia.

Google no solo mira cuántas veces se repite una keyword, sino en qué puntos del texto está ubicada.

Si está incluida en el título (H1) o en el primer encabezado tendrá mayor prominencia/importancia. Lo mismo si en los párrafos se incluye al principio o al final.
¡Pero ojo con pasarse! No acabes todos los párrafos con la misma palabra clave.
Nosotros lo acabamos de hacer en el párrafo anterior. 😉

Truco

Para comprobar la densidad y la prominencia puedes utilizar una extensión de Chrome muy útil llamada SEOQuake.

Herramientas para encontrar palabras clave

Antes de ponerte a crear artículos para el blog de tu e-commerce o para rellenar las fichas de producto, deberías hacer un pequeño estudio de palabras clave.
Esa investigación no necesita ser muy minuciosa, pero sí debes conocer:

  • Qué busca la gente en Google.
  • Qué palabras usa tu competencia.
  • Qué densidad media hay en los contenidos.
  • En qué encabezados se colocan más las keywords.

Recuerda que buscamos textos relevantes para Google y útiles para el usuario.
Ahora ya sí, vamos a por esas herramientas.

1. Planificador de palabras clave de Google

Al estar restringida solo para aquellas cuentas con campañas activas ha perdido popularidad, pero sigue siendo una gran opción.

  • Pros: nadie mejor que Google sabe qué se busca en Google.
  • Contras: al ser una herramienta de Adwords está orientado a palabras clave transaccionales (intención de compra). Esto se convierte en una ventaja al trabajar con tiendas online.

Puedes encontrarla aquí.

2. Ubersuggest (Neil Patel)

Neil Patel es un especialista en marketing muy conocido que adquirió una herramienta de keyword research muy popular: Ubersuggest.
Tras comprarla le ha dado un gran lavado de cara y la ofrece de forma gratuita.

  • Pros: en «keyword ideas» ofrece dos pestañas, suggestions y related. La primera son palabras clave long tail y la segunda palabras semánticamente relacionadas. Es gratis de momento. 😉

que son las palabras clave

  • Contras: está orientada al mercado americano, además, no te fíes mucho del porcentaje de «probabilidades de éxito« que ofrece.

Puedes probarla aquí.

3. Keywordtool.io

Aunque en la versión gratuita no ofrece volúmenes de búsqueda, sigue siendo una de las herramientas más completas:
palabras clave seo

  • Pros: además de en Google, ofrece búsquedas en YouTube, Amazon o Ebay. Si estás a la caza de palabras clave transaccionales es muy útil saber qué se busca en Amazon.
  • Contras: es realmente cara, un plan medio decente se va a los 68 dólares al mes.

Puedes probarla aquí.

4. Kiwosan

Mas que una herramienta de palabras clave es casi una suite completa de SEO a un precio low cost, y está tomando posiciones como alternativa a herramientas de pago como Ahrefs o Semrush.
example keywords

  • Pros: ofrece búsquedas transaccionales y análisis de página para extraer las keywords y su densidad. Quizás la mejor relación calidad-precio del mercado.
  • Contras: está en fase beta, por lo que habrá que seguir de cerca sus avances. Está en español.

Puedes probarla aquí.

5. Keywordshitter

Si lo que buscas es extraer hasta la última keyword de larga cola que se haya buscado en Google, debes conocer esta herramienta. Su diseño no invita demasiado, pero hace el trabajo a la perfección.

  • Pros: es gratis, empieza por la letra «a» y no para hasta que hagas clic en stop. Keywords y más keywords, incluso demasiadas…
  • Contras: no hay ningún tipo de filtro ni control sobre unos resultados que pueden ser desbordantes.

Pruébala aquí.

La clave de las palabras clave…

El contenido que mejor posiciona es el que mejor satisface a los usuarios, pero sin perder de vista a Google.

Los consejos de Google siempre van hacia la naturalidad del contenido, pero es imprescindible controlar un poquito la densidad y la prominencia.

Respecto a la relevancia, si el texto es de calidad y cubre el tema a fondo, está asegurada. ¡A por esas palabras clave!