[Social commerce] Qué es, ventajas y desventajas y cómo aplicar esta estrategia en tu e-commerce

Si ahora mismo te preguntasen para qué le sirven las redes sociales a tu e-commerce, ¿qué dirías?

Casi seguro que algo como:

  • Para ganar visibilidad.
  • Para reforzar mi marca.
  • Para atraer más leads.
  • Para fidelizar a mis clientes.

Y sí, todas esas respuestas son correctas. Pero nos falta una:

Para vender.

Ojo, no nos referimos a utilizar las redes para captar potenciales clientes (eso sería el social selling, una técnica de la que ya hemos hablado aquí).

En este post queremos ir un paso más allá y hablarte del social commerce. Es decir, de cómo puedes convertir tus perfiles corporativos en una tienda online con todas las letras. 

¿No tienes muy claro este concepto?

Entonces apaga las notificaciones del móvil y reserva diez minutos de tu tiempo para leer este post, porque aquí te explicamos:

  • Qué es el social commerce.
  • Ventajas y desventajas de esta fórmula.
  • Cómo aplicarlo en tu tienda.

¿Listo para volverte “social”? 😉

👉 Qué es el social commerce exactamente

Ya te lo adelantábamos en la introducción del post, pero el social commerce o “s-commerce” implica mucho más que utilizar Facebook o Instagram para atraer leads.

El objetivo es utilizar las redes sociales como un canal de venta en sí mismas

Es decir, que desde tu perfil corporativo una persona pueda:

  • Ver todo tu catálogo de productos.
  • Conocer las opiniones de otros usuarios.
  • Resolver sus dudas sobre precios, características de los productos, fechas y costes de envío, etc.
  • (En algunos casos) Realizar la compra sin tener que pasar por tu web.

Y quizá no lo sepas, pero esta es una tendencia que ya lleva tiempo cociéndose.

Las propias plataformas de redes sociales, con Facebook e Instagram a la delantera, han hecho diversos avances relacionados con el social commerce.

Luego te hablamos de las posibilidades que te ofrece cada red. Pero antes veamos los beneficios (y desventajas) de este sistema.

👉 Ventajas e inconvenientes de aplicar el social commerce en tu estrategia

Aviso importante.

Cuando hablamos de convertir las redes en un canal de ventas, no nos referimos a que sean tu único canal de ventas.

No pienses que por vender en redes sociales puedes prescindir de la web de tu e-commerce.

Para empezar porque, de momento, Facebook es la única que permite a los usuarios realizar compras desde su propia plataforma (para el resto sigues necesitando que la venta se cierre en una web tradicional).

Pero sobre todo porque el auténtico potencial del social commerce viene cuando lo usas dentro de una estrategia omnicanal.  

Vamos por partes.

✅ A. Ventajas

Empezamos por las cosas buenas del social commerce (que son mayoría). 😉

➡️ 1. Llegas a un gran volumen de público potencial

Las redes sociales mueven masas.

Solo Facebook, Instagram y YouTube, las tres más usadas (sin contar WhatsApp), ya suman un volumen de usuarios de casi 6 mil millones.

Eso, unido a una buena estrategia, te permite llegar a una enorme cantidad de público interesado en adquirir tus productos.

No solo eso, sino que las redes también son una gran herramienta para reforzar tu branding y generar una comunidad fiel en torno a tu marca.

Y además…

➡️ 2. Atraes más tráfico hacia tu web

Porque, como te decíamos, a día de hoy la mayoría de las redes sociales todavía obligan a que el usuario termine su compra en tu web.

Aquí es donde entra en juego la omnicanalidad de la que te hablábamos.

La idea es utilizar las redes para atraer usuarios, mostrarles tus productos y despertar su deseo de adquirirlos, y cuando estén preparados para la compra los derivas a la web de tu e-commerce y cierras el trato.

Además esto tiene otra ventaja, y es que cuando consigues más tráfico, Google te premia posicionándote mejor en los resultados de búsqueda.

➡️ 3. Son un buen canal de atención al cliente

Si para algo sirven las redes sociales es para facilitar la conversación entre las marcas y los consumidores.

Y eso es algo que puedes aprovechar en lo que se refiere al social commerce.

Por ejemplo, imagina que vendes ropa y un cliente quiere saber si las últimas zapatillas deportivas que has subido están disponibles en fucsia.

Si el producto lo ha visto en tus redes, lo único que tiene que hacer es darle al botón de “Enviar mensaje privado”. O incluso más fácil: se va a los comentarios y te escribe su pregunta ahí mismo.

Cuanto más simple sea el proceso, más posibilidades de que compre.

➡️ 4. Aumenta la confianza (y la conversión)

En las redes sociales los usuarios son más activos.

Comentan, se responden entre sí… y también son más propensos a dejar reseñas sobre el producto que han comprado.

Esas reseñas son valiosísimas, porque hasta el 90% se guía por las opiniones de otros compradores a la hora de tomar una decisión de compra.

De ahí que el social commerce sea una herramienta tan poderosa para generar confianza entre tus leads y aumentar la conversión.

✅ B. Desventajas

Te decíamos que no es conveniente apostar todo a las redes sociales, y ahora vas a ver por qué.

➡️ 1. La atención de los usuarios se dispersa más

La idea de comprar en redes sociales se ha normalizado bastante.

Pero la realidad es que cuando una persona entra en su perfil no lo hace con la intención expresa de comprar. Además, también está expuesto a muchos más estímulos (un aviso de que le han etiquetado en una foto, alguien a quien sigue está emitiendo en directo, un conocido ha subido una story nueva, etc.).

Con tantas distracciones, las posibilidades de que el usuario deje su compra a la mitad se multiplican.

➡️ 2. Opciones de configuración limitadas

Las redes sociales están haciendo esfuerzos para parecerse a las tiendas online… pero no son tiendas.

Eso significa que no puedes:

De hecho, como te decíamos, la gran mayoría ni siquiera cuenta con pasarelas de pago.

Aunque es probable que estas funcionalidades se vayan ampliando con el tiempo, todavía queda mucho camino por recorrer.

➡️ 3. Tus ventas dependen de un algoritmo

¿Recuerdas el cambio en el algoritmo de Facebook que limitó el alcance orgánico? 

Tras ese cambio, muchísimas tiendas que habían volcado todos sus esfuerzos en captar clientes con las páginas de fans vieron caer sus ventas drásticamente.

Su única opción fue invertir en Facebook Ads para recuperar el alcance.

Esto es algo que puede suceder en cualquier momento y obligarte a cambiar por completo tu estrategia de ventas.

Por eso decíamos que el social commerce debe ser una pata más de tu tienda online (junto con el tráfico orgánico que atraes por la web y los suscriptores de tu lista de email), nunca la única.

👉 Cómo aplicar el social commerce en tu tienda online

Como has visto, las ventajas de vender en redes sociales superan por mucho los posibles inconvenientes.

Así que, si estás decidido a implementar esta estrategia, vamos a ver algunos consejos.

✅ 1. Escoge bien las redes sociales donde te interesa estar

Esto es lo primero.

No se trata solo de saber qué redes sociales utiliza más tu buyer persona, sino de ver cuáles te ofrecen mejores opciones para aplicar el social commerce.

Ahora mismo las dos con funciones más avanzadas son Facebook e Instagram. Pero también te hablaremos de cómo puedes aplicar esta estrategia en otras redes.

Las vemos por separado.

➡️ A. Facebook

Como te decíamos, a día de hoy Facebook es la única red que permite realizar compras en la propia plataforma.

social commerce ejemplo

Dentro de esta red social tienes dos opciones:

  • Escaparate: la versión de “tienda” más básica. Te permite crear un catálogo de productos que derivan a tu web.
  • Tienda: aquí ya sería una tienda propiamente dicha. Puedes subir productos, crear colecciones (el equivalente a las categorías) y personalizar una página de inicio básica. Aquí tienes un tutorial para crear tu tienda en Facebook.

Desde Commerce Manager (la plataforma desde la que gestionas tu tienda en redes) tienes acceso a pagos, volumen de ventas y hasta informes financieros.

➡️ B. Instagram

Con Instagram Shopping puedes etiquetar las fotos de tus productos para que, cuando un usuario pinche en ella, lo lleve a la ficha del producto en tu web.

Pero para utilizar esta funcionalidad necesitas:

  • Un perfil de empresa de Instagram.
  • Una web a la que derivar a los usuarios que pinchen en tus fotos.
  • Tener una página de fans de Facebook (si no la tienes, tendrás que crearla).
que es social commerce

Todos los datos de Instagram Shopping se reúnen también en el Commerce Manager de Facebook.

➡️ C. Otras redes

Aunque están mucho más limitadas, con el resto de redes también puedes aplicar algunas fórmulas de social commerce.

Por ejemplo:

  • Pinterest: si tienes un producto muy visual (ropa, complementos, etc.) puedes utilizar los tablones de Pinterest como un catálogo y enlazar cada producto a su correspondiente ficha en la web.
  • Snapchat: en Snapchat las publicaciones solo duran 24 horas, así que es perfecto para disparar las ventas con el scarcity
  • Twitter: de por sí Twitter no cuenta con ninguna funcionalidad específica para social commerce, pero puedes utilizar una herramienta externa como Chirpify (aunque es de pago) para incluir pasarelas de compra. 

Además, el siguiente punto es válido para cualquier red que uses.

✅ 2. Las valoraciones de los usuarios son oro puro

Recuerda lo que decíamos: las reseñas de tus productos son un arma esencial para aumentar la conversión.

Y para incentivar a tus clientes a dejártelas puedes:

Además hay otra forma de utilizar la prueba social.

✅ 3. Apóyate en los influencers

Los influencers son los líderes de opinión de las redes sociales, por lo que estas colaboraciones pueden servirte para ganar visibilidad y captar más clientes potenciales.

Y ojo, no pienses solo en grandes influencers con millones de seguidores.

También están los microinfluencers, que tienen audiencias más modestas pero que te aportan muchas ventajas, como te contamos aquí

✅ 4. No te olvides de ofrecer contenido valioso

Porque no todo se trata de vender.

Si quieres: 

  • Atraer seguidores. 
  • Generar engagement con tu marca.
  • Convertir a esos seguidores en clientes.

Primero necesitas ofrecerles contenidos útiles e interesantes que los motiven a seguirte.

En este post te damos algunas ideas para encandilar a tus seguidores

👉 ¿Vas a utilizar el social commerce en tu tienda?

Ya has visto todo el potencial que tienen las redes sociales como canal de venta.

Ahora es tu turno de poner en práctica todo lo que hemos visto en este post y convertir el social commerce en una pata más de tu estrategia de marketing.

A darle caña a las redes. 😉