Qué es la usabilidad web y 6 claves para mejorarla en tu e-commerce para aumentar las ventas

Un cliente que no encuentra el producto que quiere, es un cliente que se va sin comprar.
Así de simple.
Por eso es tan importante trabajar la usabilidad web de tu negocio.
Y es que este concepto se refiere a cómo hacer tu tienda más navegable y cómoda para mejorar la experiencia del usuario.
De ahí que en el post de hoy te expliquemos:

  • Qué es exactamente la usabilidad web.
  • 6 factores que mejorar para que aumenten las ventas.

¿Listo? Comenzamos.

Qué es la usabilidad de un e-commerce

Empecemos con una definición básica:

La usabilidad es el nivel de facilidad de uso que tiene una web (en nuestro caso, un e-commerce) para los visitantes que navegan e interactúan con ella.

Cuando te hablamos de la experiencia de usuario (la percepción que tiene el cliente después de haber interactuado con tu web), te adelantamos que la usabilidad es uno de los elementos más importantes para “retener” al cliente.
Si este navega a gusto por la página, más tiempo se quedará y más probable será que termine comprando.

6 factores con los que mejorar la usabilidad de tu e-commerce

Mejorar la usabilidad de tu tienda online pasa, directamente, por ponerte en la piel de tu cliente.
Cuanto más entiendas sus necesidades, qué busca y cómo lo busca; más opciones tendrás de que disfrute la experiencia y se sienta cómodo en tu e-commerce… lo que influirá en que te vea con buenos ojos. 😉
Y por supuesto, en sus ganas de comprar.
Veamos cómo puedes mejorar tu usabilidad para incrementar las posibles ventas.

✅ 1. Mejora la velocidad de carga (WPO)

Piensa que cuando un cliente entra en tu web, solo dispones de unos pocos segundos para captar su atención. Si la página tarda en cargar, lo más probable es que se vaya… con lo que pierdes esa posible venta.
Además, la WPO (o Web Performance Optimization, por sus siglas en inglés) es un factor de posicionamiento clave para Google.
¿Cómo puedes mejorar tus tiempos de carga? Aquí tienes algunas ideas:

Si no tienes ni idea de lo que tarda en cargar tu página, puedes comprobarlo en esta web.

✅ 2. Convierte tu e-commerce en un lugar seguro y cómodo

Uno de los retos más importantes para cualquier negocio online es lograr la confianza de los compradores. Por eso, debes conseguir que tu usuario se sienta seguro y a gusto mientras navega por tu e-commerce.
Hay varias cosas que puedes hacer al respecto:

  • Fortalecer la seguridad de tu site: y para ello necesitas instalar un certificado de seguridad SSL. Así, en tu URL saldrá «https://» (y no solo «http://», sin la «s»). Es el modo de garantizar a los usuarios de tu web que la conexión es segura (ojo con esto, porque además Google penaliza a las páginas sin este certificado).
  • Reforzar la confianza de los usuarios: al incluir pruebas sociales (valoraciones o reseñas de otros clientes) ayudas a reforzar la confianza de los nuevos compradores en tu negocio y en tus productos.
  • Facilitar cambios y devoluciones: diseña una buena política de devoluciones. Además de ser muy clara, debe estar siempre visible para evitar la desconfianza de los clientes.
  • Poner en la portada un teléfono de contacto: esto da cercanía frente a la “frialdad” de la venta online y le dice a tu cliente que hay “personas reales” detrás de la pantalla.
  • Ocuparte de tus clientes en todo momento: por ejemplo, si activas un chatbot, tus clientes quedan atendidos 24/7/365 y no se sienten “abandonados” en tu e-commerce.

Aplica estas acciones y pónselo fácil a tus posibles clientes.
✅ 3. Estructura correctamente tu web para que la navegación sea sencilla
La arquitectura de tu página es un factor de mucho peso para la usabilidad, ya que no solo es relevante para los compradores, sino también para Google:

  • Para tus compradores: porque una tienda bien estructurada facilita la navegación. El cliente siempre sabe dónde está y dónde podrá encontrar lo que busca… y comprarlo, claro. 😉
  • Para Google: porque una web bien jerarquizada es más fácil de rastrear y eso favorece el posicionamiento.

Para facilitar la navegación es interesante incorporar las “migas de pan” o breadcumbs. ¿Sabes de qué hablamos?

Las breadcumbs indican la ruta seguida por el usuario desde la página principal de tu e-commerce a la pantalla que está visualizando en ese momento.

Por ejemplo: Inicio/Calzado/Hombre/Deportivas/Nike.
Al ver esta ruta, el cliente sabe exactamente dónde está en cada momento y puede volver al paso anterior sin dificultad.
Además de eso, fíjate bien en:

  • El menú superior: debe ser claro y estar siempre visible para que el usuario pueda ir fácilmente a cualquier página de tu web.
  • Las categorías y subcategorías: esta estructura viene determinada por el volumen de productos que manejes y el SEO (por las palabras clave). Fíjate en cómo lo hace tu competencia e intenta que la jerarquía que establezcas sea lo más intuitiva posible.

Una correcta navegación es un reto para un e-commerce ya que cuando se manejan muchos productos y categorías es difícil conseguir que el cliente llegue rápido a lo que busca.
Por eso, es tan importante que te fijes bien en el siguiente punto. 😉

✅ 4. Usa un buscador profesional (y así el cliente llegará al instante a lo que busca)

Este punto es muy fácil de resolver si instalas un buscador profesional como Doofinder.
Piensa en lo siguiente.
Doofinder es a una tienda online lo mismo que un dependiente a una tienda física. Es quien «escucha» al cliente para darle lo que necesita. El usuario escribe lo que necesita, y el buscador se lo trae.

➡️ Diferencias entre un buscador profesional y otros

¿Te imaginas que un cliente llegase a tu tienda preguntase por un «celular» y el dependiente le dijese que no hay cuando el almacén está lleno de móviles?
Pues es lo que ocurre con muchos buscadores normales.
Por eso, Doofinder tiene:

  • Función sinónimos: lo que te acabamos de explicar, si el cliente escribe «colonias», aunque tú tengas categorizamos los productos como «perfumes», el buscador entenderá que se está refiriendo a lo mismo.
  • Faltas de ortografía: seguimos en el mundo de la perfumería. Llega un cliente y pone «Yan Pol Gotier». ¿Qué ocurre con un buscador normal? Que no encuentra nada, en cambio Doofinder le mostrará todos los producto de Jean Paul Gaultier.
  • Resultados personalizados: puedes ordenar lo que aparece primero en el buscador por si te interesa vender más productos que te den más margen o que lleven más tiempo en stock.
  • Banners: ¿qué ocurre si a una persona que busca un perfume de Jean Paul Gaultier le enseñas en el buscador que hay ofertas por la crema hidratante de esa marca que huele igual? Pues que aumenta tu ticket medio y la conversión.

Y ahora viene lo mejor.
Puedes probar gratis durante 30 días Doofinder y comprobar por ti mismo cómo aumenta las ventas entre un 15% y un 30%.

✅ 5. Déjate ver en cualquier tamaño de pantalla

Tener un e-commerce responsive (optimizado para móviles y tablets) ya no es opcional.
Debes cuidar la usabilidad desde cualquier dispositivo, porque cada vez más ventas se cierran desde dispositivos móviles: casi el 40% en Black Friday y el 42% en el Cyber Monday.
Y no querrás perderte esa parte del pastel, ¿verdad?
Pues entonces te recomendamos que compruebes periódicamente que toda tu tienda se visualiza perfectamente desde un móvil, y que todas las fases del proceso de compra funcionan a la perfección.

✅  6. Simplifica el proceso de compra (o checkout)

La parte menos agradable de cualquier compra es siempre el momento de pagar.

El checkout de un e-commerce es el proceso de finalización de la compra, la última página a la que diriges al cliente para confirmar el pedido, hacer el pago y cerrar la venta.

Cuida al máximo ese momento para que resulte lo más agradable y sencillo posible. Si se complica, es más probable que el cliente abandone el carrito.
¿Qué puedes hacer para simplificarlo? Te damos algunas ideas:

  • Permite la compra sin registro: muchos clientes “huyen” si tienen que crear un usuario con un formulario en el que les piden muchos datos.
  • No escondas los “sobrecostes”: deja claro desde el principio cualquier gasto adicional (costes de envío, tasas, etc.), porque las “sorpresas desagradables” que aparecen en el momento de pagar son uno de los motivos principales por los que se abandona el carrito.
  • Crea un checkout onepage: es decir, que todo el proceso de pago se haga en una misma página para que el cliente no tenga que saltar de una a otra y esperar a que cargue cada una de ellas. Cuantos menos clics tenga que hacer el usuario, mejor.
  • Utiliza un diseño minimalista: en las páginas de checkout, menos es más. Tu cliente no debe distraerse en el momento del pago, así que es mejor una estética visualmente sencilla y fácil de escanear.
  • Resuelve todas las dudas: si tu cliente se siente inseguro en el momento de pagar, te quedas sin venta. Para que esto no suceda deja enlaces a las “Preguntas frecuentes”, formas de envío, política de devolución y cualquier otra cuestión que pueda surgirle al cliente en este momento.

Haciendo más sencillo el proceso de compra conseguirás reducir el abandono de carritos, lo que se traduce en más ventas para ti.
Trucos extra:

Optimiza la usabilidad para incrementar las ventas de tu tienda online

Porque como dice Steve Krug, el gurú de la usabilidad web, el objetivo es que el cliente pueda comprar sin tener que pensar o realizando el mínimo esfuerzo.
Porque si se lo pones fácil, conseguirás un comprador contento. ?