[Velocidad de carga web] Por qué es tan importante y cómo mejorarla para que no se te escape ni un cliente

velocidad-de-carga-web-imagen-destacada

Tener una web lenta te hace perder clientes.

Sabemos que no es el dato más bonito para comenzar un post, pero es la realidad pura y dura.

Para que te hagas una idea: piensa que lo normal es que la velocidad de carga de cualquier página web sea de menos de 3 segundos.

Cuando ese tiempo llega a los 4 segundos, según un estudio de Kissmetric, hasta el 25% de los usuarios abandonan la página.

Eso significa que una cuarta parte de tus potenciales clientes se va por la puerta nada más entrar.

Así que, si no quieres que tu e-commerce vaya como un caracol sigue leyendo, pues en el artículo de hoy te explicamos algunos de los mejores trucos para acelerar tu web.

¿Preparado? Pues ponte el cinturón, que arrancamos. ;)

👉 Por qué es importante medir la velocidad de carga de una web

Kissmetric no es la única empresa que ha encontrado una relación entre el tiempo de carga de un sitio web y sus ventas: a Amazon le ocurrió algo similar.

El gigante de la distribución online realizó una prueba en su página, y ¿sabes lo que descubrió?

Que un retraso de 1 milisegundo en su velocidad de carga equivalía a un 1% menos de ventas.

De hecho, este problema es uno de los motivos más habituales por los que una e-commerce pierde clientes.

Pero una web lenta tiene, además, otras consecuencias negativas:

  • El posicionamiento empeora: ya sabes que Google valora mucho las páginas que ofrecen una buena experiencia de usuario, así que si una web tarda más de 4 o 5 segundos en cargar, la penaliza haciendo que pierda posiciones.
  • La velocidad de carga en móvil cada vez cuenta más: el número de usuarios que compran online desde sus smartphones sigue creciendo, por lo que tu web tiene que estar bien diseñada para funcionar en formato móvil.

El tiempo de carga es uno de los elementos clave en la usabilidad web, por lo que puede tener un gran impacto en los beneficios de tu tienda online.

👉 5 herramientas para hacer un test de velocidad de tu web

Ya sabemos que una web rápida es clave para no perder clientes.

Pero… ¿cómo puedes comprobar si la velocidad de carga de tu e-commerce es la adecuada?

Para tener unos datos fiables, lo mejor es que utilices algunas de estas herramientas que te proponemos a continuación.

✅ 1. Pingdom Website Speed Test

velocidad web

Pingdom es una empresa especializada en ofrecer soluciones para mejorar el rendimiento de un blog o un sitio web.

Pero en este caso, lo que nos interesa es su herramienta para medir la velocidad de carga de una página web (que además está disponible de forma gratuita).

Su funcionamiento es muy sencillo:

  • Basta con introducir la URL de tu web.
  • Elegir desde qué país quieres hacer el test (la idea es que escojas el país desde el que te visitan tus clientes o el más cercano (por ejemplo, si la mayoría son de España, elige alguno de Europa).

Así los datos serán más próximos a la realidad.

Una vez completado el análisis, la herramienta te ofrece un informe con los siguientes puntos:

  • Valoración general del rendimiento de tu web (puntuada del 1 al 100).
  • La velocidad concreta a la que carga tu página y consejos para mejorarla.
  • Un listado en cascada de todas las páginas de tu web, para saber cuáles tardan más en cargarse.
  • Un informe descargable que puedes enviarle al responsable de la web.

Es una de las herramientas que más utilizan los webmasters y diseñadores, por la forma tan visual en la que ofrece la información.

Eso sí, si no estás muy puesto en la programación web, tal vez te resulte un poco compleja.

Pero tranquilo, más abajo te damos algunos consejos al respecto. ;)

✅ 2. Google PageSpeed Insights

medir velocidad de carga

PageSpeed Insights es la herramienta de Google para comprobar la velocidad de carga de una web.

Su funcionamiento es muy parecido al de Pingdom: introduces un dominio y la herramienta te ofrece varias recomendaciones para mejorar su tiempo de carga.

Pero además, esta herramienta analiza la velocidad de tu web tanto para la versión de ordenadores (o “de escritorio”) como para móviles.

Entre los resultados que te ofrece, se encuentran:

Lo normal es que una web cargue más lento en un móvil que en su versión de escritorio, salvo que esté muy bien optimizada.

Por eso es tan importante realizar un análisis separado de ambas.

✅ 3. GTMetrix

velocidad de una pagina web

Con GTMetrix puedes comprobar a qué velocidad se carga tu página web en diferentes regiones.

Te será muy útil si tus clientes provienen de varios países y quieres comprobar cómo rinde tu e-commerce en cada uno de ellos.

De manera general, cuanta más distancia haya entre el servidor que utilices y la persona que visita la página, más lenta es la velocidad de carga.

Por ejemplo, si tu servidor está en España, a un usuario europeo le cargará más rápido que a uno estadounidense.

La lista de países desde los que puedes hacer la prueba es muy amplia, pero para seleccionarlos tienes que estar dado de alta en la web (es gratis).

GTMetrix también te ofrece algunas funcionalidades bastante interesantes. Por ejemplo:

  • Los tests de velocidad de carga que realices se guardan en tu cuenta para que puedas ver su evolución en el tiempo.
  • Te permite comparar tus resultados con los de hasta cuatro páginas de la competencia.
  • Al igual que con Pingdom, puedes descargarte el informe en un PDF.

La única limitación de GTMetrix es que solo te permite hacer el análisis desde un país al mismo tiempo.

Si vendes a numerosas zonas, la siguiente herramienta te puede ser mucho más útil.

✅ 4. Dot-com Tools

test de velocidad web

Se trata de una herramienta muy útil, sobre todo si tienes un e-commerce que vende a nivel internacional en varios continentes.

Dot-com Tools está diseñada para medir la velocidad de tu web en varias ciudades del mundo al mismo tiempo.

La página tiene una interfaz muy sencilla que te permite elegir en qué ciudades quieres realizar el análisis.

Además, mide la velocidad de carga la primera y la segunda vez que una persona entra en tu página, para comprobar si tienes el caché activado (esto te lo explicamos en el siguiente apartado). 😉

Y al pinchar en cada uno de los resultados te ofrece datos más específicos, como el tiempo de carga de cada URL.

También te avisa si detecta algún fallo de conexión con el servidor que pueda ralentizar tu web.

✅ 5. Webpagetest

tiempo de carga web

La última herramienta de esta lista te permite hacer un test de velocidad de carga para un navegador o un dispositivo móvil concreto.

¿Cuándo te puede interesar esto?

Por ejemplo, si el 95% de tus clientes utiliza Google Chrome, o si la mayoría son usuarios de iPhone.

Estos datos te los ofrece el propio Google Analytics. 

Además, Webpagetest incluye la mayoría de las funcionalidades que hemos visto en el resto de herramientas, como el análisis por regiones o la puntuación diferenciada para versiones móviles y de escritorio.

👉 ¿Cómo puedes mejorar la velocidad de carga de tu web?

Como ves, estas herramientas te aportan un montón de indicaciones para hacer mejoras en tu web.

El problema es que la mayoría son un poco difíciles de descifrar si no entiendes sobre programación web.

Pero no te preocupes, para mejorar el tiempo de carga de tu web, basta con que tengas en cuenta estos cuatro puntos.

✅ 1. Contrata un buen hosting

Elegir un servicio que te ofrezca un buen rendimiento es fundamental para que la web de tu e-commerce cargue más rápido.

Pero, ¿en qué tienes que fijarte para saber si estás escogiendo bien?

Lo principal es que trabajen con discos SSD.

Estos son los discos que están empezando a utilizarse en todos los servicios de hosting, porque son mucho más rápidos que los discos duros convencionales.

A cambio, tienen menos capacidad, así que contratarlos suele ser un poco más caros.

Pero por la velocidad de carga que te ofrecen, valen mucho la pena. ;)

Si tienes dudas, puedes echarle un vistazo a la guía que publicamos para ayudarte a elegir el mejor hosting.

✅ 2. Comprime las imágenes

La web de tu e-commerce no es Instagram: no necesitas tener las fotos de productos a toda resolución.

De hecho, el exceso de imágenes pesadas es uno de los factores que más ralentiza la carga en las tiendas online.

Por eso es importante que todos los archivos multimedia que subas a tu web estén bien optimizados.

Para hacerlo, tienes a tu disposición multitud de herramientas gratuitas, como Compressor.io y otras similares, que te permiten reducir el peso de una imagen sin apenas restarle calidad.

Pero, ¿qué pasa con las fotos que ya están subidas a tu web?

En este caso puedes recurrir a un plugin del estilo de Image Optimizer.

✅ 3. Reduce el número de plugins activados a la vez

Sí, lo sabemos: te encantan los plugins. ;)

Pero tener demasiados funcionando al mismo tiempo va a hacer que tu web cargue mucho más lenta.

Cada plugin activo son archivos extra que el servidor tiene que procesar al cargar tu página, así que todos deben tener alguna utilidad.

Es normal que una tienda online acabe con unos 10 o 15 plugins activos al mismo tiempo, e incluso más.

Lo importante es mantener solo aquellos que sean estrictamente necesarios.

Para aligerar peso no hace falta que desinstales los que no usas a menudo. Con que los tengas desactivados, es suficiente.

✅ 4. Activa la caché de tu web

La caché es como una “foto” que el navegador toma de tu página cuando entra en ella.

La cuestión es que si tiene que volver a acceder una 2ª vez, la carga es más rápida porque el navegador ya tiene una imagen de lo que se va a encontrar, por lo que no necesita volver a descargar todos los elementos desde el servidor.

Pero para que eso ocurra, primero tienes que activar la caché en tu sitio web.

Lo mejor es que utilices un plugin específico. El más descargado es WP Fastest Caché, pero tienes muchas otras opciones para elegir, como WP Rocket o W3 Total Caché.

👉 ¿Listo para subir las revoluciones con la velocidad de tu web?

Con estos consejos que te hemos dado ya no tienes excusa para que tu web siga cargando a ritmo de tortuga.

Empieza a medir la velocidad de carga de tu web y verás cómo le das una alegría a tus clientes.

Y de paso, también a tus ventas. ;)