Por qué usar YouTube si tienes un e-commerce y cómo aprovecharlo para ganar más clientes y generar más ventas

¿Cuando piensas en YouTube solo se te vienen a la cabeza vídeos de gatitos o de  caídas?

La realidad es que todos estamos habituados a compartir este tipo de vídeos en nuestras redes sociales, pero el potencial de YouTube es mucho mayor.

Tener un canal en el 2º buscador más potente del mundo tiene muchas ventajas, solo hay que saber cómo exprimirlo.

Hoy en Doofinder te explicamos todos los beneficios que tiene para una tienda online usar YouTube y cómo puedes promocionar tu negocio con él.

3,2,1… ¡Grabando!

Por qué deberías tener ya un canal de YouTube

Si siempre se ha dicho que el contenido es el rey, la realidad es que ahora el contenido en vídeo es el que ha heredado el trono.

Quédate por ahora con un dato, según este estudio, en 2019 el 80% del contenido que se mueva por Internet será en vídeo (en EEUU será el 85%).

Y si nuestros clientes quieren vídeos, ¿qué debemos hacer nosotros?

¡Dárselos!

Pero además de agradar a nuestra audiencia, hacer fuerte a tu e-commerce en Youtube tiene otras ventajas:

1. Es barato

En contra de lo que te pueda parecer, no es caro. Se suele pensar que un canal de YouTube requiere mucha inversión por las herramientas que hay que usar para hacer una grabación profesional…

Pero la realidad es que con cualquier smartphone actual ya puedes grabar en HD (y con esto tienes más que de sobra).

Un vídeo corporativo sí requiere más trabajo, pero para explicar tu producto de forma sencilla y cercana sobra con lo que ya tienes en el bolsillo.

2. Es más fácil de lo que piensas

Tampoco necesitas grandes herramientas de edición o ser demasiado pro.

De hecho, en YouTube suelen funcionar mejor los contenidos que no son tan corporativos porque se ven más cercanos y transparentes.

3. Ayuda al SEO

Google no es ciego al crecimiento del consumo de vídeo y en los resultados de búsqueda siempre ofrece un par de vídeos. Como todavía hay mucho más contenido en texto que en vídeo, lograr posicionar con un vídeo es más sencillo.

Además, los vídeos te ayudan a mejorar tu porcentaje de rebote y tu tiempo de permanencia en página.

Si no sabes cómo empezar tu estrategia de posicionamiento para tu tienda, no dejes de leer esta guía de SEO  tu tienda online.

4. Da confianza

Comprobar que una tienda online tiene presencia en Youtube genera confianza.

Para un usuario, cuando apareces en vídeo transmites la sensación de que no tienes problemas en dar la cara. Y esto te da más credibilidad que alguien que se esconde detrás de un texto corporativo.

Al final, a todos nos gusta saber que hay una persona del otro lado.

5. Engagement

Lo más normal es que YouTube sea uno de los canales que más comentarios e interacción generen.

Según este estudio, los usuarios interactúan 6 veces más en el contenido de marcas que en Facebook.

La gente suele pensar en YouTube solo como un repositorio de vídeos sin más, cuando la realidad es que es una verdadera red social, dinámica e interactiva.

6. Vende

Sí, incluir un vídeo en tu ficha de producto influye más de lo que piensas en la decisión de compra.

Según este informe, «el 64% de los usuarios son más proclives a comprar después de ver un vídeo».

Solo por este último punto, ya tienes razones más que de sobra para que tu tienda online tenga un canal de YouTube . 

Cómo usar YouTube para promocionar tu e-commerce

Como te explicamos en este post sobre vídeo marketing, las opciones que te da este formato son amplísimas, pero el propio hecho de estar en YouTube más aún.

Lo vemos.

1. Posicionamiento como experto y reciprocidad

Al crear contenidos de utilidad y valor hace que se te identifique como un referente en tu temática.

Imagínate que me quiero comprar unas zapatillas para correr. Tu a quién crees que se las compraré…

¿A una tienda que acabo de conocer u a otra donde he aprendido sobre técnicas de carrera o me ha enseñado los mejores accesorios para carreras de montaña?

Es lo que se denomina principio de reciprocidad.

Nos sentimos en deuda cuando nos ayudan de forma desinteresada, por lo que cuando podemos, devolvemos el favor.

2. Usos y utilidades de tu producto

Aquí nos encontramos con el típico ejemplo de un e-commerce de productos de alimentación que sube recetas en las que se usan sus productos.

Pero hay mucho más.

Con un vídeo te es más sencillo mostrar tus productos en combinación con otros y así conseguir más de una venta a la vez.

Por ejemplo, si tienes una tienda online de ropa o complementos puedes enseñar cómo combinarlos con otras prendas.

3. Combatir publicidad negativa

Esperemos que no tengas la necesidad de aplicarla, pero en caso de que tu marca se vea afectada por un caso de publicidad negativa, YouTube ofrece el escenario ideal para dar explicaciones o crear un vídeo que aclare el asunto.

Así lo hizo en su momento el presidente de Domino´s pizza (un cliente había descubierto un insecto dentro de una pizza), o McDonald’s con este vídeo contando cómo se producen sus nuggets de pollo.

4. Streaming en YouTube

Otra forma de conectar con tu audiencia que está muy de moda es el streaming (hacer vídeos en directo).

En estas sesiones puedes enseñar a realizar tutoriales en los que uses tus productos o responder preguntas que pueda tener tu comunidad.

6 consejos para hacer crecer el canal de YouTube de tu tienda más rápido

Sigue estas sencillas pautas para evitar problemas legales y que tu audiencia crezca.

1. Identidad

Un error muy habitual cuando se empieza a hacer vídeos es el no identificarse. Menciona siempre quién eres y el nombre de tu tienda al principio y al final.

También es bueno que incorpores una marca de agua en los vídeos con tu logotipo.

2. Sé constante

Si quieres vender más gracias a YouTube debes ser constante y paciente.

No es una estrategia que te vaya a funcionar de hoy para mañana. Sube vídeos con de forma regular y mantenla.

3. Utiliza tarjetas

YouTube permite introducir CTA (llamadas a la acción) en sus vídeos. A través de las tarjetas puedes enlazar a otros vídeos de tu canal, a tu web o a un producto directamente.

Una tarjeta es un pequeño recuadro situado en una esquina al que le podemos incorporar un enlace.

4. Cuida las descripciones

Existe un SEO específico para Youtube por lo que también debes optimizar las descripciones de los vídeos con palabras clave e incorporar etiquetas al vídeo.

Para descubrir cómo etiquetan sus vídeos la competencia puedes usar la extención VidIQ. Esto ayudará a que posiciones tus vídeos en YouTube por las keywords que más te interesen.

5. Mide con Youtube Analytics

La propia herramienta te ofrece datos de todo:

  • Tiempo de visualización.
  • Ubicación geográfica de los usuarios.
  • Fuentes de tráfico.
  • Duración media.
  • Interacciones.
  • Clics en las tarjetas.

Analiza los datos y toma decisiones. Si nadie ve tus vídeos hasta el final no te asustes, es normal. Pero ojo, si no llegan ni a la mitad, quizás sean demasiado largos…

6. Cuidado con la música

Utiliza música sin derechos si no quieres que YouTube elimine el audio de todo el vídeo.

En el propio editor puedes encontrar canciones con licencia de Creative Commons.

Cómo crear los vídeos de tu tienda online

Llegamos a un punto que seguro que te intimida un poco: la grabación. No te preocupes, no necesitas ser Spielberg para hacer un buen vídeo.

Solo sigue estos pasos:

  1. Estrategia: antes de dar al botón de grabar tienes que hacer muchas tareas. La primera es definir el objetivo, lo qué quieres conseguir con el vídeo. Por ejemplo: mostrar los beneficios de un producto, hacer branding, enseñar cómo funciona un producto, etc. 
  2. Guión: no hace falta ser demasiado exacto, pero sí saber qué vas a contar en cada momento. No intentes improvisar al principio, se notará. 
  3. Material: utiliza un trípode siempre que puedas (o algo donde puedas apoyar la cámara). Si no tienes cámara, usa tu smartphone, con que grabe en HD es suficiente. 
  4. Escenario: ¿dónde vas a grabar? Si no tienes focos, graba a 1ª hora para que tengas luz suficiente. 
  5. Grabación: no intentes grabar un vídeo de una sola vez. Graba trocitos pequeños y luego únelos en la edición.
  6. Editar: es la parte que al principio te llevará más tiempo. Lo bueno es que hay herramientas que ya te lo ponen muy fácil.
  7. Sube a YouTube el vídeo: recuerda incluir tarjetas, escribir una descripción optimizada para SEO y etiquetar el vídeo.

Con esto ya tienes por dónde empezar. Solo decídete y dale al rec.

¿Qué programas de edición puedes usar?

 Te damos 3 opciones:

  • Windows Movie Maker: está incluido en Windows, es fácil de usar y tiene muchísimas transiciones. Casi todo el mundo ha empezado por ahí.
  • iMovie: si utilizas Mac este es el programa de edición gratuito que incluye (muy bueno).
  • Lightworks: es de pago aunque su versión gratuita está muy bien. La única pega es que solo te permite exportar a 720 píxeles cuando el estándar en YouTube ya es 1.080 píxeles.

Y si ya quieres hacer una pequeña inversión, te recomendamos Filmora y Screenflow. 

¿Listo para dar el salto al mundo del vídeo?

Por si todavía tienes dudas sobre si abrir tu canal de YouTube, piensa que en estos momentos todavía hay muy pocas tiendas online que exploten el potencial de los vídeos.

¡Aprovéchate y diferénciate!