Potencia el atractivo visual de tu tienda online

¿Sabías que, según un estudio del Institute for Color Research, la gran mayoría de los consumidores deciden qué producto comprar en menos de 90 segundos ? ¿Sabías también que los colores pueden aumentar en casi un 80% el reconocimiento de una marca?

Estos son sólo algunos de los motivos por los que no puedes permitirte errores en el ámbito más visual de tu e-commerce. Aprende cómo sacar el máximo partido a tu negocio potenciando aspectos como el color, la tipografía o la orientación de los productos .

Una de las formas más fáciles para conseguir que un visitante se convierta en un cliente es haciendo de su experiencia en tu site algo agradable y sencillo . Para ello es imprescindible que tu web despierte su interés desde el mismo momento en el que aterriza en ella, ¿quieres saber cómo puedes lograrlo? Sigue estos consejos:

1.- Elige un diseño «cómodo»

Seguro que más de una vez has entrado en una página web desordenada, en la que el menú está escondido, en la que resulta muy complicado encontrar aquello que estás buscando… Este es el peor error que puedes cometer.

Para ayudar a tus potenciales clientes, sitúa el menú en un lugar visible , organiza tus productos en categorías lógicas , incluye un buscador para agilizar sus compras y escoge la manera en la que el usuario podrá navegar a través de tu web, incluyendo efectos como:

  • Parallax: se trata de un tipo de animación multi plano , en la que la última capa se mueve a una velocidad más lenta que el primer plano, creando un efecto muy visual y atractivo . Este puede serte muy útil si tu tienda online está dentro de sectores como el retail o la cosmética.
  • Hover: el hover scroll permite una navegación mucho más interactiva ya que, al deslizar el puntero sobre los elementos escogidos, estos darán una respuesta inmediata, sin necesidad de pulsarlos.

2.- Escoge con cuidado los colores de tu web

Uno de los aspectos que más hay que cuidar en el diseño de un e-commerce es el de la paleta de colores que se va a emplear, ya que esta puede potenciar o arruinar todo lo demás.

Manteniendo la gama de tonalidades escogidas para tu imagen de marca, debes tener en cuenta que:

  • Colores como el rojo, naranja o amarillo sirven para llamadas a la acción y no se debe abusar de ellos para no saturar la vista. Empléalos para destacar promociones o para los botones de compra y evita mezclarlos con tonalidades más frías como verdes, azules o morados.
  • El verde y el azul son colores más sosegados y transmiten tranquilidad y relajación , por lo que no debes usarlos si tu tienda online está relacionada con productos como la comida o los deportes.
  • Negro y blanco son los más empleados en las tiendas que comercializan productos de lujo como cosméticos o perfumes.

3.- Emplea una tipografía acorde lo que vendes

Si los colores son un factor determinante a la hora de que un negocio en la red funcione, la tipografía no se queda atrás: el tipo de letra escogido comunica tanto o más como lo que se escribe . Así, algunas de las más empleadas son:

  • Sans Serif: fuentes como la Verdana o la Helvética son un acierto seguro. Se trata de un tipo de letra tradicional, elegante y muy legible . Empléala para las descripciones de tus productos y, en general, para los cuerpos de texto que incluyas en tu página.
  • Para los call-to-act , puedes emplear un tipo de letra más creativa , como la Grand Hotel o la Hurricane.

Sin embargo, elegir el tipo de fuente correcta no lo es todo. Utiliza de forma correcta los interlineados , el tamaño de la fuente y no emplees un número ilimitado de tipografías: limítate a dos o tres bien empleadas.

4.- Utiliza imágenes de alta calidad

Parece obvio ¿no?, pues desgraciadamente aún podemos encontrar tiendas online que intentan vender sus productos mediante imágenes con poca nitidez, con un tamaño insuficiente o con una composición más que mejorable. Este es uno de los fallos más fáciles de evitar pues sólo necesita dedicarle un pequeño esfuerzo y tiempo.

Antes de hacer fotografías como un loco, es necesario pensar qué se quiere transmitir con ellas, qué mensaje quieres que den a quienes las miran y, una vez establecido, sólo hay que pensar en la composición y en el modo de hacer que ese mensaje llegue.

Crea imágenes claras, sin demasiados elementos, con la luz apropiada y los productos se venderán por sí mismos. Y si lo que quieres es crear fotografías para «decorar» o servir de fondo a tu tienda, sigue las mismas pautas: busca la calidad, una composición cuidada (hoy en día todos conocemos reglas visuales como la de los tres tercios y el comportamiento de la mirada) y tu web será mucho más atractiva.

5.- Sé coherente

Pero ¿qué importan todos estos elementos si no se complementan unos a otros? Antes de entrar a valorar los colores, la tipografía y antes de escoger las imágenes más adecuadas es necesario pensar en el aspecto final que quieres que tenga tu negocio , en las sensaciones que quieres que transmita para poder elegir de manera adecuada todos los componentes de la misma.

Las fotografías, las tonalidades, las letras, la disposición de los elementos… todo debe conducir a un mismo mensaje y no contradecirse los unos a los otros.

Tu tienda online nunca será la misma

Ahora que ya sabes qué elementos pueden ayudarte a captar la atención de los usuarios que te visitan, sólo tienes que adaptarlos a tu negocio y esperar para ver los resultados.

Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Si continúas visitando la pagina aceptas su uso. Leer más.

OK