[Guía sobre navegabilidad web] Cómo conseguir que tus clientes se muevan por tu tienda casi sin pensarlo (y así compren más)

Seguro que te ha pasado alguna vez.  Entras en una tienda de gran tamaño (como un supermercado, por ejemplo) y:  No ves un solo cartel indicativo en toda la tienda (así que tienes que recorrerla entera para encontrar lo que buscas). Los productos están organizados de cualquier manera. Ni los propios empleados saben decirte qué productos tienen en stock y cuáles no. Un auténtico caos.

[Scarcity en e-commerce] Consejos para utilizar la escasez como estrategia de venta

Imagina esta situación. Vas a comprar un producto por Internet y después de comparar varios modelos, ya tienes más o menos claro con cuál te vas a quedar, pero decides esperar un par de días para pensártelo bien. El clásico por si acaso. Y entonces es cuando este mensaje te salta a la vista: “Solo quedan 3 unidades en stock”.  Sabes que posiblemente sea un truco, pero eso no evita que te entren las dudas. ¿Y si de verdad solo quedan tres unidades y cuando vuelvas ya no está disponible? Así que al final lo compras ese mismo día con tal de no correr el riesgo. ¿Te suena?