Técnicas para potenciar la marca empresarial de tu tienda online

Al fin lo has logrado, has conseguido montar tu tienda online . Has contactado con proveedores , has puesto precio a tus productos y poco a poco empiezas a desarrollar estrategias para fidelizar a tus clientes. Sin embargo, al mismo tiempo te das cuenta de la dificultad que supone construir tu propia marca empresarial, potenciarla y establecer un branding de marca adecuado . Para ayudarte en esa tarea en el artículo de hoy te vamos a enseñar las técnicas más efectivas para que lo consigas. ¿Estás preparado?

1. Diseña tu branding de marca

Como afirma la experta en marketing Laura Ribas , el branding de tu marca se puede definir como el posicionamiento emocional que tiene tu empresa en la mente del cliente. Se trata de algo perceptivo, sensorial. Nike vende zapatillas, pero lo que el consumidor compra es una idea. Para las empresas más éxitosas del mundo, el producto es una excusa. Lo que comercializan en última instancia es una identidad propia que han asociado a determinados valores y estilos de vida. Si pensabas que el branding se limitaba al diseño gráfico, ya puedes borrar esa idea de tu cabeza. Lo cierto es que el branding está en todas partes, desde la manera de ejecutar tu servicio hasta el tono en que respondes los mails.

¿Cómo construir un branding eficaz?

  1. Define quién eres: haz una lista de adjetivos de la personalidad de tu tienda online, como si fuese una persona. Piensa, ¿qué ofreces tú que el resto no? ¿Cuáles son tus puntos fuertes?
  2. Define tu público objetivo: identifica tu cliente ideal, ten claro para quién es tu producto y para quién no. No compitas en precios, no todo el mundo está preparado para lo que ofreces. Concíbete como un vendedor de Ferraris. La mayoría de personas no puede permitirse un coche así, pero eso no lo hace menos valioso, sino todo lo contrario.
  3. Define tu estilo: a partir de lo anterior, encuentra cómo quieres ser percibido. ¿Qué emociones quieres suscitar? ¿A qué valores quieres que te asocien? Ahora sí, llega el momento de plasmarlo en el diseño gráfico mediante tu logo, colores y tipografía corporativos.

2. Aporta valor con el marketing de contenidos

Nadie va a comprarte a la primera visita en tu web, antes necesitas aportar contenido de valor que interese a tu potencial cliente . Apuesta por publicar contenido regularmente, ya sea en forma escrita con un blog, en forma de video a través de tu propio canal de Youtube o en forma de audio montando tu propio podcast en Souncloud, Ivoox o Itunes.

3. Planifica tu estrategia de Email Marketing

Muchas tiendas online creen que para potenciar su marca deben estar presentes en cada nueva red social que aparece, cuando en realidad, lo que sigue funcionando para vender es el email . Es fundamental que tu web permita la opción de suscribirse y que hagas crecer tu lista para que tus clientes reciban allí tu contenido. Una buena estrategia es añadir un Lead Magnet a tu página. Un contenido relacionado con tu temática que puedan descargar tus visitantes a cambio de suscribirse a tu lista de correo. Por ejemplo, un ebook.

4. Sírvete del copywriting

Todo esto de ofrecer contenido de interés de forma gratuita está muy bien, pero no olvides que tu propósito final sigue siendo uno: vender. Asegúrate de planificar los textos de tu newsletter y landing pages con las técnicas de escritura persuasiva que contempla el arte del copywriting . Céntrate en el problema que vas a solucionar para tu cliente, convéncele de que cada día que pasa sin haber comprado tu producto es un día perdido e incluye llamadas a la acción.

5. Incluye testimonios

Nadie va a creer que tu producto es bueno porque tú lo digas. Necesitas hacer uso del marketing de recomendación: testimonios de otra gente que sustenten tu reputación. Cuanta mayor audiencia tenga la persona que te recomienda o mejor esté posicionado en tu sector, más valor tendrá el testimonio. Contacta con influencers que compartan tus valores y envíales productos para que los prueben si hace falta. Ellos traerán tráfico cualificado a tu página y con él llegarán nuevas ventas.

6. Cuida tu plazo de entrega y garantiza la devolución

Seguro que has comprado alguna vez en Amazon. El producto suele llegar en 24h y, en caso de devolución, pasan a recogerlo sin coste y te reembolsan el dinero cuando les llega al almacén. El objetivo es muy claro: dejar al cliente satisfecho. Más allá de una venta concreta, lo importante es tu reputación a largo plazo y que el comprador vuelva en un futuro o te recomiende a sus contactos. Recuerda que emplear tiempo y dinero en mejorar la atención al cliente de tu tienda online no es un gasto, sino una inversión con alto retorno en beneficios.

¡Manos a la obra!

Ahora ya no tienes excusa para no llevar tu tienda online al siguiente nivel. Tendrás que trabajar y los resultados únicamente llegarán si eres constante, pero si  pones en práctica las técnicas nombradas, no cabe duda de que conseguirás ser memorable para tus clientes y que tu marca empresarial y branding de marca te harán llegar a lo más alto.