¿Sabes qué son las PWA? 6 motivos por los que van a revolucionar la navegación en móviles

Ahora mismo puede que no tengas muy claro qué son las PWA exactamente.

Pero es una palabra que vas a oír mucho en los próximos años. 😉

Las PWA son una nueva tecnología relacionada con las apps de los smartphones, que pueden suponer un antes y un después en las estrategias de marketing en móviles.

Y eso también incluye a las tiendas online.

Si quieres saber cómo lee con mucha atención este post, porque aquí te vamos a contar:

  • Qué son exactamente las PWA.
  • Por qué son tan interesantes para un e-commerce (y algunas tiendas online que ya las están usando).
  • Ventajas y puntos débiles de esta nueva tecnología.

¿Preparado? Pues vamos allá.

👉  Qué son las PWA y por qué ya deberían empezar a sonarte

PWA son las siglas de Progressive Web App o “Aplicación Web Progresiva”.

Y salvo que tengas algunas nociones de programación y de diseño de apps, es muy probable que te hayas quedado igual. 😉

Tranquilo, porque para cuando llegues al final de este post ya vas a ser un experto en este tema.

Pero para que entiendas qué son las PWA (y por qué son el futuro de las tiendas online), primero tenemos que empezar por lo básico.

✅  1. Apps web y apps nativas

Cuando hablamos de aplicaciones, lo que te vendrá a la cabeza son esos programas que instalas en tu móvil y que añaden diversas funcionalidades (como WhatsApp, por ejemplo).

Estas son las llamadas aplicaciones nativas”, que se diseñan específicamente para funcionar en dispositivos móviles.

Pero luego hay otro tipo de app, las aplicaciones web, que quizá no te suenen tanto. 😉

Es normal, porque muchas de ellas están hechas de manera que no notes que las estás usando. Son apps que no se instalan sino que las ejecuta el navegador de tu smartphone.

¿Un ejemplo? Pues tanto Twitter como Facebook las usan.

Lo que significa que cuando te metes en una de estas dos redes desde el navegador del móvil, en realidad lo que estás viendo es una app, no una página web.

Hasta hace poco estos eran los dos tipos de apps principales que existían… pero luego llegaron las PWA.

✅  2. Entonces, ¿en qué se diferencian las PWA de las apps normales?

Más que de diferencias, deberíamos hablar de qué comparten.

Las Aplicaciones Web Progresivas son un tipo de app que funcionan en todos los dispositivos y que reúnen lo mejor de las apps nativas y las apps web.

Te lo explicamos con un ejemplo.

Imagina que un día decides cambiar tu web normal, hecha en WordPress, Prestashop o cualquier otro CMS, por una PWA.

En este caso tu tienda online tendría el aspecto de una web normal y corriente, con su URL para acceder… pero por dentro la tecnología que usaría sería la de una app de móviles.

¿Y por qué ibas a querer hacer esto? Pues aquí tienes un ejemplo práctico:

La empresa Alibabá cambió su página web por una PWA y consiguió aumentar las conversiones en móviles un 76%. 

Y eso es solo uno de los muchos beneficios que traen estas nuevas aplicaciones. 😉

👉  Ventajas e inconvenientes de las PWA para las tiendas online

Se acabó la parte técnica del artículo. Ahora vamos a lo que te interesa de verdad: ¿Por qué deberías tener muy presentes las PWA dentro de tu estrategia?

Como toda tecnología, estas aplicaciones tienen muchos puntos fuertes pero también algunos negativos.

Te contamos ambos y luego tú decides si las usas o no. 😉

✅  1. Ventajas

Para empezar vamos a ver las partes buenas de las aplicaciones progresivas.

➡️  A. Velocidad de carga (ultra) rápida

Ya sabrás lo importante que es que la web de tu e-commerce cargue rápido (y cómo una velocidad de carga baja puede matar las ventas).

Pero también sabrás que eso es más difícil de conseguir en móviles.

En parte es inevitable, porque cualquier smartphone va a ser menos potente que un ordenador, y por lo tanto la velocidad de carga de cualquier web será más lenta.

Pero eso es lo interesante de las PWA.

Como están construidas como una aplicación para móviles, el rendimiento que tienen es altísimo.

La forma en la que están diseñadas hacen que pesen muy, muy poco. Eso significa que el móvil del usuario tiene que cargar muchos menos recursos que con una web hecha totalmente con código HTML.

Y de ahí viene el siguiente punto.

➡️  B. Diseño responsive, pero de verdad

El concepto de una web que se adapte a todas las pantallas no es nuevo. De hecho, hace años que Google ya penaliza a todas las webs que no tienen un diseño responsive.

El problema es que esta tecnología todavía no es perfecta.

A veces, incluso si utilizas una plantilla bien diseñada, hay determinados dispositivos (más antiguos, con una pantalla de dimensiones poco habituales…) en los que algo falla.

Quizá el texto desborda la pantalla y es incómodo de leer, o hay una llamada a la acción que no se puede pulsar porque está descolocada.

Aunque son fallos simples, cualquier error de este tipo puede tener un impacto negativo en la experiencia de usuario.

Eso también va a cambiar con las PWA.

Para ponerte en contacto, lo que hace el diseño responsive es adaptar el código HTML de una web, que es una tecnología creada para ordenadores, a las pantallas de los nuevos smartphones.

En cambio, una PWA utiliza la propia tecnología de los móviles.

Por eso la adaptación a cualquier dispositivo (tanto ordenadores como smartphones y tablets) es mucho más precisa.

Y si a eso le unes que carga como un rayo, pues el resultado es…

➡️  C. Mejor experiencia de usuario = más ventas

El ejemplo de Alibabá no es casualidad.

Porque ya sabes que a la hora de conseguir que un usuario se convierta en cliente, la experiencia de usuario de tu web cuenta.

Y mucho.

A eso además tienes que sumarle que la mayoría de los usuarios utiliza el móvil para hacer compras online. Así que un sistema que mejore la experiencia en móviles es una apuesta ganadora lo mires por donde lo mires. 😉

➡️  D. Mejora el posicionamiento SEO

Después de todo lo que has leído es probable que te haya pasado por la cabeza algo como:

“Pero si es una app, ¿con el posicionamiento en Google qué pasa?”.

Pues que mejora muchísimo. 😉

A fin de cuentas las PWA siguen siendo básicamente páginas webs. El robot de Google es perfectamente capaz de leer su código fuente y de indexarla como cualquier web.

A eso súmale una velocidad de carga alta, diseño súper adaptable y mejor experiencia de usuario, que también son factores que afectan al posicionamiento SEO.

De hecho es probable que los e-commerce hechos como PWA jueguen con ventaja en las SERPs.

➡️  E. Tu tienda funciona las 24 horas (hasta sin conexión a Internet)

Esta es la principal diferencia entre tener una web y una PWA.

Si la persona que está en tu tienda se queda sin Internet le aparecerá un error 404. En cambio, con una PWA podrá seguir navegando por ella y utilizar la mayoría de sus funciones como si fuera una app nativa.

De manera que seguiría teniendo acceso a tu catálogo e incluso podría recibir notificaciones con normalidad.

La única diferencia es que no dispondrá de opciones online ni podrá finalizar su compra, pero mientras vuelve la conexión sí podría seguir añadiendo productos al carrito, por ejemplo.

➡️  F. Notificaciones push nativas

A diferencia de una web, que te obliga a instalar un plugin, las PWA traen su propio sistema para generar notificaciones push.

Y esto significa que:

  • Funcionan en cualquier dispositivo: ya sea en una web, en un móvil o incluso en un wereable (como los smartwatch), sin tener que instalar nada ni pedirle a un desarrollador que lo haga.
  • Se pueden geolocalizar: las PWA pueden conectarse con el resto de aplicaciones del móvil, incluyendo el GPS. Una forma de aprovechar esta función sería enviarle a un cliente una notificación cuando pase cerca de tu tienda física, para avisarle de una oferta que tienes en activo. O si vendes a nivel internacional, puedes segmentar tus notificaciones por países aunque haya usuarios sin una cuenta de cliente creada.

Como te imaginarás, bien usadas pueden ser una herramienta potentísima.

✅  2. Desventajas

Ahora vamos con la parte negativa, los inconvenientes.

Aunque más que “inconvenientes” en realidad son carencias lógicas en una tecnología con escaso tiempo de vida.

Vamos a verlos.

➡️  A. Tienen funcionalidades limitadas

La tecnología de las PWA todavía esta muy poco explorada.

Eso significa que todavía tienen algunas limitaciones de uso. Por ejemplo, a diferencia de con una app nativa, con una PWA aún no puedes acceder a la cámara del móvil.

Pero eso es algo que irá avanzando con el tiempo.

➡️  B. No puedes crear la tienda tu mismo

Esta quizá es su mayor pega.

De momento, y hasta que la tecnología evolucione más, no existe el equivalente a un CMS en las PWA.

Es decir, no puedes descargar una plataforma como WordPress, Prestashop o Magento y crearte una tienda online por tu cuenta, sino que necesitas que lo haga un desarrollador.

Lo más probable es que esto también acabe cambiando.

👉  Ya has visto todo el potencial que tienen las PWA para los e-commerce

Ahora, ¿significa esto que deberías ir ahora mismo a buscar un programador que convierta tu tienda online en una app progresiva?

Es muy posible que no.

Se trata de una tecnología a la que todavía le queda camino por delante, pero es importante que la tengas bien a la vista.

Mientras tanto lo que puedes hacer es seguir trabajando todos esos aspectos que sabes que afectan a la experiencia de usuario, como:

No será por falta de deberes. 😉