¿Sabes qué es un PIM? Descubre el software con el que gestionar tu stock de una forma (mucho) más rápida

¿Sabes cuál es uno de los mayores problemas con los que se encuentran las e-commerce cuando comienzan a crecer?

Controlar y organizar toda la información sobre sus productos.

Muchas no son conscientes de lo importante que es este aspecto de su negocio, y al final se encuentran con un panorama similar a este:

  • La información que debe incluirse en las fichas de producto está guardada en un archivo de Excel.
  • Los volúmenes de venta en el CRM.
  • Los precios a aplicar en cada canal de venta, en otro Excel distinto.

¿Te suena esta situación?

La consecuencia de tener estos datos tan dispersos es que la productividad de tu equipo disminuye, los errores son constantes y acabas perdiendo la confianza de tus clientes.

Por eso cada vez más tiendas online están implementando un PIM. Una herramienta de gestión diseñada para evitar todos estos problemas.

Si no la conocías, no te preocupes, porque en este post vamos a contarte qué es un PIM y cuáles son sus ventajas.

Es hora de poner orden en ese caos de archivos. 😉

👉 Qué es un PIM y qué ventajas te ofrece

Antes de nada, vamos a aclarar su significado:

El PIM (siglas de “Product Management Information”) es una herramienta de gestión que centraliza la información de todos los productos de una empresa.

O lo que es lo mismo, una especie de CRM en el que se recogen todos los datos sobre tu catálogo de productos.

Los campos que puedes añadir al PIM son infinitos, pero entre los más comunes están:

Toda esta información se puede volcar directamente desde las hojas de Excel o desde el CRM.

✅ Beneficios de implementar un PIM en tu e-commerce

Un PIM no solo sirve para reunir toda la información sobre tus productos.

Además de eso, si tienes fichas de producto publicadas en varios canales de venta, con este software puedes modificarlas todas a la vez.

Vamos a ver qué por qué esto es tan importante.

1. Reduce los errores

Imagina que decides ampliar tus canales de venta y abrir una tienda online en Facebook.

Pero la persona encargada de subir los productos tiene un Excel con la información desactualizada. Así que habrá varias fichas que tengan errores en las características o el precio.

Un PIM te ayuda a evitar esta situación, porque:

  1. Tienes toda la información de los productos centralizada y actualizada.
  2. Desde la propia herramienta puedes editar las fichas de producto en todos tus canales de venta.

Además, un PIM puede avisarte incluso de si la información de un mismo producto no es la misma en distintos canales de venta, por si se trata de un error.

2. Disminuye la tasa de devoluciones

Si has hecho alguna vez una devolución en Amazon, te habrás fijado en que uno de los motivos de devolución es: “El producto no corresponde con la descripción de la web”.

Y es un fallo más habitual de lo que piensas cuando gestionas varios canales de venta.

Por ejemplo, imagina que un cliente te hace un pedido para unas zapatillas deportivas en blanco a través de Amazon, pero el modelo que le llega es negro porque son las únicas que te quedaban en stock.

¿Qué ocurre en este caso? Lo más probable es que te las devuelvan, claro. Y además, ese cliente no se llevará una imagen nada buena de tu tienda.

Por lo tanto, centralizar las fichas de producto y los datos del stock es una manera de reducir la tasa de devoluciones y mejorar la experiencia de compra de tus clientes.

3. Aumenta tu productividad y la de tu equipo

¿Te has parado a medir alguna vez el tiempo que pierdes a la semana buscando la última versión del catálogo de ventas?

¿O ese listado de precios actualizado que te enviaron por email hace un mes?

Si lo hicieras, seguro que la cifra total te sorprendería. 😉

Estos pequeños parones te roban tiempo y son distracciones que te hacen ser menos productivo.

E igual que te sucede a ti, a tu equipo le ocurre lo mismo.

Tener toda la información sobre tus productos al alcance de un par de clics es imprescindible si quieres aumentar la productividad de tu e-commerce.

4. Ayuda a optimizar las acciones de marketing

Además de centralizar toda la información sobre tus productos, un PIM también puede ofrecerte información sobre su volumen de venta y otro tipo de estadísticas.

Con esto puedes saber de un vistazo:

  • Cuál de los distintos canales de venta te está dando mejores resultados.
  • Qué palabras clave están asignadas a cada ficha de producto (y si están funcionando).
  • El ciclo de vida de cada producto.

Así para tu equipo de marketing será más sencillo aplicar mejoras en las estrategias de venta de tu e-commerce.

👉 5 casos en los que te conviene utilizar un PIM

¿Todavía no tienes claro si te vale la pena invertir en una herramienta de este tipo?

A modo de referencia, un PIM te puede ser muy útil si tu e-commerce se encuentra en una de las siguientes situaciones.

✅ 1. Tienes un catálogo enorme

Imagina que has decidido remodelar la web de tu tienda online y tienes que pasar toda una familia de productos a una categoría nueva.

O que llega el Black Friday y quieres aplicarle un descuento solo a unos productos determinados.

Cuando tienes un catálogo pequeño, hacer esos cambios ficha por ficha no te llevará demasiado tiempo. Pero ¿qué pasa cuando tienes que hacerlo en más de 500 productos?

De ser así, mejor contar con una herramienta que te permita hacer modificaciones en bloque. 😉

✅ 2. La información de tus productos cambia constantemente

Hay determinados sectores (como el del outlet) en los que la información y el precio de los productos cambia constantemente.

O bien puede que la estrategia de precios de tu e-commerce se base en aplicar precios dinámicos y ofertas flash para incentivar la compra.

En ambos casos, el uso de un PIM te permitirá realizar estas variaciones de manera mucho más ágil y sencilla.

✅ 3. Trabajas con diversos canales de venta

Ya has visto lo útil que es un PIM cuando tienes que hacer cambios en varias fichas de producto a la vez.

Pero hay más.

Si entre tus canales cuentas con algún marketplace, sabrás que cada uno tiene su propio sistema para subir y modificar productos.

Y en algunos de ellos, la interfaz no es nada amigable. 😉

En estos casos, el PIM funciona como una especie de intérprete: se integra con los distintos marketplaces que utilices, y te permite hacer todas las modificaciones sin cambiar de plataforma.

✅ 4. Distribuyes tus productos a nivel internacional

La venta fuera del ámbito nacional es otra forma de hacer crecer tu e-commerce.

Pero como sabes, eso también significa adaptarte a los estándares comerciales de cada país en el que te introduzcas (su moneda, su legislación…).

La ventaja del PIM es que reúne toda esta información y la aplica a tus fichas de producto en función del país en el que se muestren.

Útil, ¿verdad? 😉

✅ 5. Cuentas con un equipo amplio

Gestionar toda la información de tu catálogo puede ser sencillo cuando sois dos o tres personas trabajando en tu tienda online.

Pero en los equipos grandes, no es tan sencillo que todos los miembros estén al tanto de las novedades en tus productos.

Por eso, una vez empiece a aumentar plantilla, un PIM puede ser tu mejor aliado.

👉 Las opciones de PIM más populares del mercado

Supongamos que ya tienes claro que necesitas un PIM para mejorar la gestión de los productos de tu e-commerce y agilizar el trabajo de tu equipo.

Ahora, ¿por dónde empiezas?

Existen muchas empresas que ofrecen este servicio, pero para facilitarte las cosas hemos querido terminar este post con un listado de las opciones más populares:

  1. Sales Layer: una pequeña empresa española que se ha abierto hueco en el mercado de las PIM. Entre otras opciones, su software incluye un apartado de analítica en el que te informa sobre incongruencias en las fichas de producto en diferentes canales y consejos para optimizarlas.
  2. Akeneo: se trata de una plataforma de código abierto, lo que te ofrece mucha versatilidad si trabajas con un CMS como Prestashop o Magento (aunque para aprovechar todo su potencial necesitarás a un programador web). Además, la empresa cuenta con su propia plataforma de formación dirigida a e-commerce.
  3. Primcore: si buscas un servicio integral, tienes a Primcore. Esta agencia multinacional se ocupa de todo, desde el diseño del e-commerce hasta la integración con el PIM.
  4. Salsify: por último, Salsify trabaja mediante un modelo SaaS (Software as a Service) con un PIM en la nube. Eso hace más sencillo personalizar las funcionalidades de la herramienta.

Los software de todas estas empresas son compatibles con los principales CMS para e-commerce (como Shopify, Prestashop o WooCommerce), así que por eso no tienes que preocuparte. 😉

👉 ¿Ya tienes claro si necesitas un PIM para tu e-commerce?

Como has podido comprobar, un PIM es una herramienta idónea cuando tu tienda online empieza a crecer.

Con ella, podrás reducir los errores que te hacen perder ventas, mejorar tus estrategias de marketing y aumentar tu productividad y la de tu equipo.

Ahí es nada. 😉

Ahora te toca a ti: escoge un PIM, vuelca los datos de tus productos y tira a la papelera esas hojas de Excel.

Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Si continúas visitando la pagina aceptas su uso. Leer más.

OK