[Tutorial sobre live streaming e-commerce] Qué es, plataformas que puedes usar y trucos sobre cómo hacerlos

¿Te suena el live streaming e-commerce?

Se trata de un formato de venta muy interesante que viene desde China, la cuna del gigante Alibaba. 

Para que te hagas una idea de su potencial:

Como ves, esta tendencia se está volviendo cada vez más popular y está demostrando ser muy efectiva para aumentar la tasa de conversión de las tiendas online. Por eso, creemos que es interesante que la conozcas.

¿Quieres saber en qué consiste y cómo aplicarla?

Te lo contamos todo en este post.

¡Sigue leyendo! 😉

👉 El live streaming e-commerce (qué es y cuáles son sus ventajas)

Live streaming, traducido del inglés, significa “transmisión en vivo”. 

Así que el live streaming e-commerce es la realización de directos a través de plataformas digitales para vender o promocionar los productos de una tienda, dando la oportunidad a los espectadores de interactuar con el host (la persona encargada de enseñar los productos).

Esto te va a permitir:

  • Mostrar un producto en profundidad: ver en vivo cómo funciona un determinado artículo es siempre mejor que leer la descripción o ver las imágenes en la ficha de producto. Es lo más parecido a comprar en una tienda física, pero sin tener que desplazarte.
  • Responder dudas de los consumidores en tiempo real: al ser un evento en directo, los usuarios pueden hacer consultas y el host puede responderlas al momento.

Para que te hagas una idea de cómo funciona, aquí tienes una recopilación de live streamings realizados desde la plataforma PopShop Live

Como ves, puedes usar este formato para promocionar productos de cosmética, ropa, papelería, e incluso para vender barajas para hacer trucos de magia.

Da igual el tipo de producto que vendas, puedes hacer un live streaming para darle un impulso a tus ventas.

✅ Ventajas de hacer directos enseñando tus productos

¿Qué hace tan especial al live streaming?

  • Es interactivo: permite una comunicación bidireccional. Los usuarios escriben por el chat, y tú puedes comunicarte con ellos en directo y resolver también las posibles objeciones de compra.
  • Tu audiencia conoce mejor tus productos: seguro que has comprado una prenda guiándote por la imagen, y al recibirla te has dado cuenta de que el tejido no es lo que te esperabas. En cambio, al verla siendo manipulada por otra persona, es más fácil que te hagas una idea más realista de cómo es esa prenda (o cualquier otro artículo).
  • No es intrusivo: no va detrás de nadie pidiendo que te compren. Son los propios usuarios los que deciden entrar en el directo mostrando interés por tus productos desde el principio.
  • No requiere de una gran inversión de dinero: puedes hacerlo desde Facebook, Instagram, YouTube o cualquiera de las redes sociales en las que estés presente, con cero coste (salvo tu tiempo).
  • Más cómodo: ahora los consumidores prefieren comprar por Internet desde casa o desde sus teléfonos móviles. Y no hay nada que simule mejor el proceso de compra en una tienda física, que esta modalidad de venta.
  • Es entretenido y aporta valor: es una forma muy amena de llegar a tus posibles compradores y mostrarles los beneficios de un producto. Si, por ejemplo, tienes una tienda de ropa, puedes enseñarles cómo combinar las diferentes prendas para crear looks llamativos. 
  • Genera confianza: tienes a una persona usando tu producto y contando lo bueno que es. Esto humaniza tu marca y hace que te ganes la confianza de tus posibles clientes.

No está mal, ¿no?

Después de leer esta lista, seguro que te estás planteando darle una oportunidad al live streaming. Pero, ¿sabes cómo funciona?

A continuación, te mostramos todos los pasos que debes seguir.

👉 Cómo poner en práctica el live streaming en tu tienda

Esto no es coger el móvil y ponerte a hacer un directo… ¿O sí?

En cualquier caso, si quieres hacerlo bien y asegurarte de que va a ser efectivo, deberías tener clara la estrategia que quieres seguir, el canal que vas a usar, a quién va a enseñar tus productos…

En fin, que hay unas cuantas “cosillas” detrás. 

Así que toma nota de esto. 😉

✅ 1. Elige la plataforma adecuada

Los live streamings se pueden realizar tanto en las redes sociales como en plataformas específicas para este tipo de acciones.

Veamos qué opciones tienes.

➡️ A. En tus redes sociales

A través de las redes sociales puedes hacer directos de forma gratuita. Utiliza cualquiera de estas plataformas para mostrar tus productos:

  • Facebook Live.
  • Instagram Live.
  • YouTube Live.
  • Snapchat.
  • Periscope (la aplicación de Twitter para retransmitir en directo).
  • Etc.

Una de las ventajas de hacerlo desde las redes sociales es que la mayoría de los asistentes serán parte de tu lista de seguidores, lo que significa que ya habrán mostrado un interés en tu tienda y estarán más predispuestos a comprar.

live-streaming-e-commerce

Fíjate en este e-commerce que vende artículos para la cocina.

Estas son algunas muestras de los live streaming que ha ido realizando. En cada uno se centraba en un tipo de producto o en una sección concreta de la tienda. Y es que es tan fácil como coger el teléfono móvil y realizar un «tour virtual» por la tienda física, enseñando los productos y contando sus particularidades.

➡️ B. Regístrate en plataformas especializadas de live streaming

También tienes otras plataformas específicas para el live streaming como Taobao Live, Xiaohongshu, y PopShop Live

El inconveniente de estos sitios es que son de pago. Pero, también cuenta con ventajas como:

  • Compra inmediata: el consumidor puede comprar desde la página del streaming simplemente haciendo clic en un enlace. Aunque esta funcionalidad también la tienen hoy en día plataformas gratuitas como Facebook e Instagram Shops.
  • Gestión de los pagos y los envíos: las compras se registran desde la misma plataforma que se encarga de gestionar el cobro y envío de los productos. 
  • Captación de emails: te permite conseguir los correos de los participantes del directo. Tu lista de suscriptores crecerá y tendrás la opción de comunicarte con ellos a través del email marketing. Así, aunque no hayan comprado nada durante el streaming, podrían hacerlo en el futuro gracias a que les podrás mandar más información por email.

Para terminar, aquí tienes un ejemplo de un live streaming en la plataforma china Taobao.

➡️ C. Otras plataformas (como Amazon live)

Los mismos marketplaces (páginas como Amazon, Ebay, Alibaba…) también se han subido al carro de los directos y dan la opción de realizarlos directamente desde sus plataformas.

Amazon live, por ejemplo, permite a las tiendas mostrar sus productos, y los usuarios pueden comprar al instante haciendo clic en el enlace al producto que aparece justo debajo del vídeo.

Es el caso de esta tienda de arneses de porteo de bebés, que enseña en directo cómo son y cómo se colocan los arneses.

live-streaming-para-ecommerce

✅ 2. Decide quién va a mostrar tus productos

El rostro tras la cámara también importa.

Una encuesta sobre live streaming que se hizo en China en junio del 2020 reveló que a la hora de tomar la decisión de compra, el 23% de los participantes valoraba la popularidad de la persona que mostraba el producto.

Si acabas de arrancar con tu e-commerce o tu presupuesto es reducido, tienes 2 opciones:

  • Empezar tú mostrando los productos (al final, nadie los va a conocer mejor que tú).
  • Trabajar con microinfluencers con los que hacer colaboraciones a cambio de productos gratuitos o de una comisión por cada venta.

Una ventaja de trabajar con influencers es que no solo mejorará tu alcance y llegarás a más personas, sino que también aumentará tu credibilidad.

Eso sí, para garantizar esta credibilidad, busca a un influencer que sea experto en lo que tú vendes. Si por ejemplo vendes té matcha, busca a aquellos que se muevan dentro del nicho de las infusiones o de la comida saludable. Esto hará que la prueba social sea mucho más potente porque el usuario confiará más en el criterio de esa persona.

✅ 3. ¡A grabar! Consejos finales para el streaming perfecto

Aunque nunca está de más, no es necesario que tengas un equipo profesional para empezar con los live. De hecho es bastante común que se realicen desde el propio teléfono móvil.

Lo que sí necesitarás es una buena conexión a Internet (cuidado con las caídas en medio de un directo, puede hacer perder el interés a los asistentes).

Una vez que tengas el tema técnico resuelto viene lo difícil: plantarse delante de la cámara y hablar.

Pero para eso también tenemos algunos tips que te pueden ayudar a amenizar el directo y que sea más efectivo:

  • Muestra tu producto desde distintos ángulos: incluso desmóntalo, si es el caso, para enseñar cada una de sus partes.
  • Haz que se imaginen con él: póntelo, úsalo de todas las formas que puedas. Crea en tus espectadores el deseo de tenerlo ellos también. Esto funciona especialmente bien cuando estamos vendiendo ropa o complementos, o incluso para algunos productos de cosmética y maquillaje.
  • Enseña cómo funciona: se aplica en especial con los productos tecnológicos, o en general aquellos que tienen un funcionamiento más complejo. Así, muestras a tus clientes las distintas utilidades del producto y resaltas lo fácil que es usarlo.
  • Resuelve objeciones: ¿qué motivos puede tener una persona para no comprarte? Aprovecha el directo para echar abajo esos posibles “peros”, e incluso responde a esas objeciones cuando surjan en el chat.

Seguro que estos consejos te van a resultar útiles en directo, y al final incluso le acabas cogiendo el gusto a grabarte. Y si no, recuerda que siempre puedes dejar este trabajo a los influencers.

👉 Conecta con tu audiencia en vivo y en directo

Como has visto, hacer live streaming es una forma de venta muy efectiva y que puedes lleva a cabo con muy poco ya que solo necesitas usar tu smartphone para grabar. 

Así que no hay excusa para que no te unas a la tendencia del live streaming e-commerce. Aunque te dé vergüenza de inicio, piensa en que las ventas pueden aumentar mucho (seguro que eso te da la motivación necesaria).

Nos vemos en un live. 😉