7 Estrategias para vender en Instagram con tu tienda online y generar más engagement

¿Tienes una tienda online y te estás planteando si empezar a vender en Instagram? ¿No sabes si merecerá la pena o al final será una pérdida de tiempo?

Cada red social tiene sus particularidades y la reina de las fotografías no iba a ser menos.

Por eso, en este post te explicamos cuáles son sus ventajas e inconvenientes y cómo puedes usarla para aumentar las ventas de tu tienda online.

¿Las fotografías venden?

Ahora vamos a averiguarlo.

¿Por qué debes vender en Instagram? Ventajas y desventajas

Como te decíamos al principio, cada red social tiene sus particularidades. Por eso, antes de empezar a trabajar con Instagram,  tienes que valorar si este es el mejor canal para conseguir tus objetivos o si hay otros mejores.

Pero empecemos por el lado positivo.

Nº1: crecimiento apabullante

Se trata de una red social que está teniendo un crecimiento increíble. En estos momentos cuenta con el doble de usuarios que tenía hace solo 2 años.  Para que te hagas una idea de su tamaño te diremos que ya ha traspasado la barrera de los  500 millones de personas registradas.

Solo por este punto ya es una red social a tener en cuenta.

Nº2: la que mayor engagement va a dar a tu marca

Tener seguidores por tenerlos no sirve de nada. Si quieres que la repercusión de tu tienda crezca , necesitas que la gente interactúe de verdad con tus contenidos.

Si comparas las tasas de engagement  que presentan las distintas redes sociales, verás que los instagramers están mucho más comprometidos con las marcas que los de Twitter o Facebook.

Esto hará que te resulte mucho más fácil hacer crecer tu comunidad.

¿No sabes cómo calcular el engagement de tus redes? Echa un vistazo a este post.

Nª3: humaniza la marca

A través de las fotos y los vídeos puedes mostrar tu trabajo o tus productos de una forma más desenfadada.

Piensa que los consumidores empatizan más con las marcas que ven más reales.

¿Qué tipo de fotos puedes sacar? Te damos ideas:

  • Tus oficinas o los alrededores.

  • Un vídeo de cómo empaquetas el producto.

  • Las herramientas que usas para trabajar.

  • Los integrantes del equipo.

  • Etc.

Da rienda suelta a tu lado más creativo, ya verás como tu audiencia te lo agradece.

Y ahora ya sí, nos vamos con el lado menos bonito de esta red social. Veamos que tienes que tener en cuenta.

Nº1: versión de pc muy limitada

Es cierto que es una aplicación que se basa en que subas fotos con tu móvil, pero se echa de menos el tener más margen de maniobra en la versión de escritorio.

Nº2: puede no ser seguro

Todos los datos que facilites a Instagram estarán en Internet. Si sus servidores sufriesen el ataque de piratas informáticos, tu información correría el riesgo de caer en las manos equivocadas.

Por eso, es recomendable que actives la autenticación en dos pasos.

Nº3: no hay forma de ordenar las fotos

Cuando el usuario llega a tu perfil tiene que ver todas las fotos de golpe. Sería más práctico y mejoraría la experiencia de usuario el poder agruparlas temáticamente.

Nº4: muy limitada para derivar tráfico a la web

Quizás sea esta la peor de todas. Instagram solo te permite incluir un enlace funcional (el de la biografía).

Eso limita mucho las posibilidades de que la persona visite tu tienda.

7 consejos para vender por Instagram

¿Te has decidido a usar Instagram para vender tus productos? Pues entonces prepárate porque ahora te contamos 7 trucos para que exprimas al máximo el potencial de esta red social.

1. Muestra tu producto en acción

Todos sabemos hacer fotos de nuestros productos, pero como ya explicamos en este post, no vale hacer fotos de cualquier manera.

Si quieres que tu producto destaque sobre el resto de la competencia, hazle fotos mientras lo estés usando.

Haz una prueba. Busca en Google imágenes de zapatillas para correr. 

¿No se te van más los ojos a las fotos donde aparece gente corriendo o atándose las zapatillas?

Además de ser fotos más llamativas, nos atrae el ver el artículo en un contexto real.

2. Cuenta una historia con tus artículos

Este punto es una variante del anterior. Además de mostrar fotos en las que se vea al artículo "funcionando", puedes hacer que lo que le rodee cuente una historia.

Por ejemplo, imagínate que vendes ropa por Instagram. Pongamos el caso concreto de que tienes una tienda de camisetas.

En la mayoría de tiendas, verás a la modelo con la prenda sobre un fondo blanco.

Pero, y si en vez de eso, ¿la modelo apareciese en la playa con los amigos haciendo una hoguera?

Si tu buyer persona se encuadra en esa edad y valora mucho la amistad, esa foto le impactará más porque muestra una situación idílica para ella.

Con ese tipo de fotos conseguirás establecer un vínculo emocional con la persona y tendrás más opciones de fidelizarla.

3. Usa los hashtag

Los hashtags son palabras a las que acompañamos de una almohadilla (#) para etiquetar la foto que estamos subiendo.

¿Y esto para qué sirve?

Para que las personas puedan encontrar de forma más fácil tus contenidos (lo que derivará en mayores seguidores y, por tanto, futuros clientes).

Te damos varias reglas para que los uses correctamente:

  • Investiga cuáles son los que usa la competencia. Así tendrás más opciones de llegar a tu público objetivo.

  • No pongas más de 5 o 10 hashtags. Queda ridículo el ver 2 o 3 líneas de comentarios y luego todo un párrafo de etiquetas.

  • Pon los que más te interesen (por ejemplo, los de tu marca) en tu primer mensaje. Los hashtags que coloques en el 2º quedarán ocultos en cuanto te dejen un comentario.

También puedes usar herramientas que te indiquen cuáles son los hashtags más populares de tu temática. Por ejemplo, Display Puposes.

4. Facilita la compra al máximo

Uno de los hándicaps que tiene Instagram es que solo puedes incorporar un enlace hacia tu web. Y claro, esto dificulta muchísimo el que el usuario pueda acceder de forma rápida al producto.

Te damos varias herramientas para que puedas solventar esto.

  • Like2Buy: esta aplicación te permite crear una landing page especial con todos tus productos a la que accederán desde el enlace de la bio. Desde allí, ya podrán comprar todo lo que quieran. Marcas como Victoria´s Secret usan esta app.

  • Liketoknowit: ideal para bloggers que quieren vender ropa por Instagram. Si te registras en esta app, solo con que el usuario (también tiene que estar registrado) dé un "like" a esa foto recibirá un email para poder comprar la prenda.

  • Soldsie: otra herramienta muy interesante para vender productos en Instagram. Con esta app, el usuario solo tendrá que dejar la palabra "sold" (vendido en inglés) y su email en un comentario. Después de esto recibirán un mensaje para que puedan terminar la comprar.

Cuanto más fácil le pongas la transacción a los clientes mucho mejor. Cada clic que tengan que dar de más es una opción para que abandonen.

5. Haz concursos y promociones

Esta es una de las mejores maneras de dar visibilidad a tu marca en Instagram y mejorar el nivel de compromiso del cliente.

Los pasos para crear un buen concurso o promoción son los siguientes:

  1. Crea un hashtgag único y sencillo que identifique tu marca.

  2. Deja claro cuál es el premio.

  3. Explica las normas. Por ejemplo, es habitual el pedir a tus seguidores que suban fotos del producto etiquetado con el hashtgag que has creado.

  4. Una vez tengas ganador, haz una publicación felicitándole y mencionando su usuario.

Los concursos le gustan a todo el mundo, aprovéchate de su tirón para ganar popularidad.

¿También tienes fan page? Entonces, lee este post sobre cómo hacer concursos en Facebook.

6. Si tienes una tienda física, geolocaliza tus fotos en ella.

Si tienes una tienda online física tienes que dejarlo claro. Piensa que mucha gente todavía tiene reparos a comprar por Internet por lo que le resultará más fácil decidirse si puede ver el producto.

Cuando subas la foto, solo tienes añadir la ubicación. Recuerda que también funcionan muy bien las fotos en las que enseñas tu local o dónde trabajas.

7. Usa fotos de tus productos hechas por tus seguidores

Internet ha cambiado las reglas del juego en cuanto a vender. La información ahora fluye sin problemas por la red.

Sin embargo, el consumidor 3.0 ha incluido en nuevo factor a la hora de decidir si compra o no: las opiniones del resto de los usuarios.

El ver cómo ha sido la experiencia de otros usuarios, le puede transmitir la confianza necesaria o hacer que descarte por completo la compra. Por eso, ahora muchos e-commerce usan un sistema de comentarios y de puntuación por estrellas.

Incentiva a tus clientes a que suban fotos hablando de tus productos con descuentos o promociones especiales. Otra buena estrategia es incorporar estas fotos de tus clientes en las propias fichas de producto. Así la sensación de "prueba social" se enfatizará.

¿Estás listo para empezar a vender en Instagram?

Como has visto, usar Instagram para vender tus productos puede ser interesante a pesar de los inconvenientes que presenta la plataforma.

Y eso sin contar que es una red social que está creciendo como la espuma y que te permite acercarte a los usuarios de otra forma.

¡No desperdicies el poder de las fotografías y lánzate a vender por Instagram!